Organizaciones africanas refuerzan campaña de lucha contra VIH/SIDA

0
332
La Organización de Primeras Damas contra el VIH/Sida (OAFLA) y la Unión Africana (UA) refuerzan su campaña para evitar que los niños contraigan el VIH, prevenir las muertes relacionadas con el sida y mantener a las madres sanas.

La campaña Free to Shine lanzada recientemente bajo el lema ‘Transformar África priorizando a niños, adolescentes y madres en la lucha contra el VIH’, está enfrascada ahora en unir cada vez más personas y organizaciones locales e internacionales en esta lucha, reseñó la página oficial de la UA.

Entre los objetivos de esta iniciativa se encuentran mejorar los programas maternoinfantiles contra el VIH en África mediante el establecimiento de redes y alianzas.

También se propone abogar por la movilización de recursos nacionales y mundiales, concienciar sobre la prevención y conseguir apoyo para desarrollar programas contra el SIDA infantil en África, trabajando con foros y organismos internacionales y regionales de alto nivel.

‘La prevención de nuevas infecciones ampliará los programas de salud y desarrollo africanos y proporcionará a nuestro niños un futuro saludable y de esperanza’, indicó Roman Tesfaye, primera dama de Etiopía y presidenta de la organización de primeras damas africanas contra el VIH/SIDA.

‘ONUSIDA está orgulloso de seguir acompañando a la Organización de Primeras Damas Africanas contra el VIH/Sida y a la Unión Africana. Sé que el VIH seguirá siendo un tema prioritario en sus programas porque poner fin a la epidemia de sida tendrá un impacto en todo el espectro del desarrollo’, consideró, por su parte, Michel Sidibé, director ejecutivo de ONUSIDA.

Free to Shine, dirigida por la OAFLA y la UA, cuenta con el apoyo de ONUSIDA, la OMS, Abbott, la Fundación Elizabeth Glaser Pediatric AIDS, UNICEF, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo y la AIDS Accountability International.

En 2016, se registraron 160 mil nuevas infecciones por el VIH en niños; sin tratamiento la mayoría de los infantes que nacen con el VIH morirán antes de cumplir los cinco años.

También en 2016, menos de la mitad (43% por ciento) de todos los niños viven con el VIH tuvieron acceso al tratamiento.