Oposición sudafricana trata de impedir transición de poder

0
372
Partidos opositores sudafricanos piden la disolución del parlamento y elecciones anticipadas, mientras la dirección del gobernante Congreso Nacional Africano (ANC) debate la salida del poder del presidente Jacob Zuma.

El movimiento opositor está encabezado por Julius Malema, presidente de Combatientes por la Independencia Económica (EFF, por sus siglas en inglés) y exlíder de la Liga Juvenil del ANC, partido del que fue expulsado por indisciplinas en abril de 2012.

En momentos en que el Comité Ejecutivo Nacional del ANC celebra una reunión extraordinaria que cierra un proceso de negociaciones para la transición de poder en Sudáfrica en marcha desde la semana pasada entre el líder de la organización, Cyril Ramaphosa, y el jefe de Estado, Malema convocó una conferencia de prensa para anunciar su reclamo de disolución del órgano legislativo.

El líder del EFF, quien afirmó contar con el respaldo del también opositor Alianza Democrática, mostró su descontento con la jefa del parlamento, Baleka Mbete, por haber fijado para el 22 de febrero la discusión de una moción de no confianza contra Zuma y subrayó ‘que han agotado todas las opciones’, al fracasar en sus intentos de adelantar la fecha.

Mbete no ha respondido el reclamo de disolver el órgano legislativo.

Esta acción opositora tiene al parecer la intención de impedir que la presidencia sudafricana sea ocupada por Ramaphosa y beneficiarse de la posible dimisión de Zuma para desacreditar a la veterana organización que lidera Sudáfrica desde la llegada de la democracia en 1994.

En caso de que Zuma se niegue a renunciar, se espera que la dirección del partido gobernante lo conmine, una potestad que aparece en la constitución de ese movimiento de liberación creado en 1912.

Desde 1994 ese partido preside el país luego de haber ganado todas las elecciones.

Malema adujo que ‘cualquiera del ANC que quiera encabezar el país debe contar con el mandato del pueblo’, aunque la Carta Magna sudafricana prevé que ante la renuncia o destitución del Presidente, el Vicepresidente puede asumir el cargo interinamente por 30 días hasta ser confirmado por el parlamento.

En Sudáfrica está establecido además que el presidente del partido ganador en las elecciones generales ocupe la jefatura de Estado y Gobierno, y Ramaphosa es tanto el líder del ANC desde diciembre pasado como Vicepresidente de esta nación desde 2014.

Malema y los diputados de EFF son conocidos por sus protestas vociferantes contra los líderes del ANC, Zuma en particular, durante las sesiones del órgano legislativo que tiene su sede en Ciudad del Cabo.