Oposición sudafricana presentará moción para disolver parlamento

0
455
El opositor partido Alianza Democrática (AD) anunció que presentará una moción para disolver el parlamento, a pocas horas de fracasar en esa Cámara el voto de no confianza contra el presidente Jacob Zuma promovido por esa organización.

El Congreso Nacional Africano (ANC) declaró que los planes de la AD de presentar otra moción ante el parlamento, esta vez para anularlo, es una muestra de su irrespeto a la voluntad popular y un intento de cambiar el gobierno.

En una declaración circulada en esta capital, el partido gobernante expresó que este movimiento de Alianza Democrática, con notable integración de diputados blancos, confirma que el voto del martes contra el Presidente Zuma era en realidad un intento de cambiar el régimen de este país a través del parlamento.

Agrega que la planeada nueva moción de ese partido opositor refrenda la opinión de que la AD ‘no respeta nuestra democracia y al electorado de Sudáfrica y no tiene en cuenta la voluntad popular expresada en las elecciones generales de 2014’, donde el 62 por ciento votó para que el ANC gobierne el país hasta los comicios de 2019.

Amparados en la sección 50 de la Constitución, que obliga al Presidente a disolver el parlamento si este cuerpo legislativo adopta por mayoría de sus miembros esa acción, AD acude a una nueva vía para conseguir su objetivo de sacar del poder al Congreso Nacional Africano (ANC), opinan analistas en esta capital.

De avanzar esta propuesta, el parlamento volvería a repetir un proceso de enfrentamientos que culminaría, una vez más, en una votación en la que el ANC permanece como virtual vencedor por su mayoría parlamentaria, de 249 diputados frente a los 151 con que cuenta en su conjunto la oposición.

En caso de que esas fuerzas opositoras lograran su objetivo de disolver el parlamento, entraría en funcionamiento la sección 49 de la Carta Magna, que ofrece un margen de 90 días al Presidente para convocar elecciones adelantadas, un período durante el cual seguiría funcionando ese órgano legislativo.

Entretanto, el líder de Alianza Democrática, Mmusi Maimane, dijo hoy a medios de prensa en Ciudad del Cabo que su partido no descansará ‘hasta que el presidente Zuma enfrente cargos de corrupción en las cortes de justicia’.

En 2009, el Procurador Mokotedi Mpshe desestimó 738 acusaciones contra el presidente por alegados cargos de fraude y crimen organizado.

El pasado año esa determinación de Mpshe fue llevada a la Alta Corte de Justicia del norte de la provincia de Gauteng que rechazó ese dictamen por considerarlo ‘irracional’. Este fallo judicial es ahora apelado por el mandatario sudafricano.

El presidente sudafricano y del ANC dejará su cargo al frente de esta veterana organización fundada en 1912 en diciembre venidero cuando se celebre la Conferencia nacional que elegirá los nuevos líderes del partido gobernante y su mandato al frente del país culminará en 2019 con la celebración de elecciones generales.

Aunque por primera vez la votación reflejó que algunos diputados del ANC se unieron a la oposición, el partido gobernante ganó con 198 votos en contra de la moción, mientras la oposición alcanzó 171.

Esa cifra de votos favorables a la salida de Zuma muestra que más de 20 diputados del ANC se aliaron a fuerzas contrarias, mientras otros nueve se abstuvieron.

El jefe del grupo parlamentario del ANC, Jackson Mthembu, expresó su descontento con diputados que permitieron ser usados por la oposición para debilitar a la emblemática organización y desestabilizar el país.

Nuestros adversarios, agregó, han mostrado que usarán cualquier medio para lograr sus estrechos fines políticos y es triste el hecho de que algunos de nuestros camaradas colaboraran con ellos y desafiaran el mandato del partido.