Oposición política en Burundi anuncia retirada de elecciones

0
321

Pierre NkurunzizaAl menos 15 partidos de la oposición política en Burundi anunciaron su retirada de las próximas elecciones, al considerar que el Gobierno aprobó de forma unilateral el calendario electoral, se conoció hoy aquí.

En un mensaje enviado a la Comisión Nacional Electoral Independiente, estas organizaciones notificaron su rechazo a las justas, prorrogadas para el 15 de julio las presidenciales, previstas inicialmente para el pasado día 26, y las legislativas y regionales marcadas para el 29, aunque ahora se sugirió el 31.

Manifestaron que la actual relación de fechas para los comicios no cumple con las recomendaciones de la Comunidad de África Oriental (CAO) y la Unión Africana, que pidieron por consenso una nueva postergación, al estimar que el país aún no está en condiciones de enfrentar una votación.

Ante ese reclamo, el ministro de Relaciones Exteriores, Aimé-Alain Nyamitwe, descartó otra demora y argumentó que los sufragios ya fueron pospuestos y se tuvo en cuenta la solicitud de la CAO y los plazos institucionales.

Recordó que los consejos comunales deben ser reemplazados hasta el 7 de julio para elegir al Senado y el presidente votado deberá prestar juramento ante el nuevo Parlamento a más tardar el 26 de agosto, cuando expira el mandato del presidente Pierre Nkurunziza.

Desde finales de abril, Burundi está inmerso en una crisis política, cuando el gobernante partido Consejo Nacional para la Defensa de la Democracia (CNDD-FDD) anunció que Nkurunziza optaría a un tercer mandato.

Tal aspiración desató una ola de violentas protestas que, según diferentes organizaciones internacionales, ocasionaron hasta el momento en las calles de Bujumbura unas 70 muertes y más de 480 personas heridas.

Los manifestantes recurren a los acuerdos de paz de Arusha y el respeto a la Constitución, que en su artículo 96 indica: «el presidente de la República es elegido por sufragio universal directo para un mandato de cinco años renovable una vez».

En este contexto, el segundo vicepresidente de Burundi, Gervais Rufyikiri, aprovechó un viaje privado a Bruselas, donde recibiría tratamiento médico, para anunciar este jueves su dimisión y pedir refugio.

«He abandonado Burundi porque no era capaz de apoyar la actitud del presidente de la República, su voluntad de conducir al pueblo burundiano al camino de la ilegalidad», subrayó Rufyikiri.