Oposición de Zimbabwe apela resultado de elecciones

0
76
La alianza opositora Movimiento por el Cambio Democrático (MCD) presentó una apelación ante la Corte Constitucional para reclamar una revisión de los resultados de las elecciones generales que dieron la victoria al presidente de Zimbabwe, Emmerson Mnangagwa.

La solicitud fue cursada por abogados del MCD, en la última jornada del plazo de siete días que permite la ley para apelar el veredicto de la Comisión Electoral.

Entonces, ese órgano informó al país que el vencedor fue Mnangagwa, quien alcanzó 50,8 por ciento de los votos. Su contrincante principal, el líder de esa alianza Nelson Chamisa, logró 44,3 por ciento del electorado.

Tan pronto se conocieron los resultados Chamisa denunció que el conteo había sido alterado y que reclamaría ante la corte.

Analistas en Harare opinan que el recurso presentado hoy por esa alianza opositora no cambiará el dictamen de la Comisión, pero demorará la toma de posesión de Mnangagwa, prevista para el domingo.

De acuerdo con lo que establece la Constitución, la corte cuenta con 14 días para dar su opinión, que es inapelable, y de confirmar a Mnangagwa como presidente legítimo la ceremonia de juramento al cargo se celebraría dos días después.

Expertos políticos e incluso integrantes del propio MCD recomendaron a Chamisa no transitar ese camino, ya que el proceso electoral y el conteo de los votos fueron supervisados por observadores internacionales que dieron su visto bueno.

Representantes de Naciones Unidas, Unión Europea, Unión Africana, Commonwealth y la Comunidad de Desarrollo de África Austral estuvieron en todas las provincias de Zimbabwe para seguir paso a paso estos comicios calificados de históricos, ya que por primera vez desde la independencia en 1980 Robert Mugabe no estuvo entre los candidatos.

El veterano luchador independentista de 94 años renunció en noviembre pasado bajo presión, luego de protestas en el país que pedían su salida debido a las acciones de su esposa Grace y un grupo de seguidores que preparaban las condiciones para usurpar el poder a su muerte.

Mnangagwa fue electo como presidente en su lugar y su triunfo electoral legitima su poder como jefe de Estado y Gobierno.

Desde que asumió el cargo, el mandatario introdujo medidas para activar la economía nacional, atraer inversiones y sacar al país de la crisis que ha caracterizado la vida en esta nación desde inicios de siglo.

El proceso electoral transcurrió en calma hasta que fueron divulgados los resultados de los elegidos como diputados al parlamento nacional, que dieron una victoria contundente a la gobernante Unión Nacional Africana de Zimbabwe-Frente Patriótico (Zanu-PF) con 125 de los 210 escaños.

La reacción de dirigentes de MCD fue la de incitar a la violencia, que desencadenó en esta capital asaltos, incendios y ataques que costaron la vida a seis personas.