Oposición congoleña anuncia toma de calles en abril

0
536
La oposición de la República Democrática del Congo, reunida en el Rassemblement, anunció que tomará las calles en abril en contra del gobierno de Joseph Kabila y por la aplicación del acuerdo para la transición política.

El pacto del 31 de diciembre, al que le desconectaron el respirador artificial esta semana luego del retiro como mediadora de la Conferencia Episcopal Nacional del Congo, fracasó ante la incapacidad de ambos bandos de ceder en las posiciones en bien de una hoja de ruta que saque al país de la crisis.

La primera demostración de fuerza opositora será el 3 de abril, cuando se prepara una jornada de ciudad muerta a lo largo de todo el territorio nacional.

Dos días después, el 5 de abril, será la huelga general decretada por los sindicatos, a la que se sumarán las agrupaciones políticas.

En otras palabras, todos los ingredientes de la confrontación, conociendo el reflejo de las fuerzas de seguridad de reprimir en este tipo de situación que hubiera sido evitable con el compromiso político, comentó Radio Okapi.

Felix Tshisekedi, presidente del Rassemblement, llamó a manifestaciones pacíficas en los próximos días para reclamar la aplicación de este acuerdo.

‘La buena fe del Rassemblement tropezó con la mala fe característica del Señor Kabila que no quiere dejar el poder y como consecuencia, sabotea toda iniciativa tendiente a organizar las elecciones creíbles para una alternancia democrática en la República Democrática del Congo’, dijo la coalición de la oposición.

La misión de estabilización de las Naciones Unidas en Kinshasa llamó a la calma y pidió a los actores políticos continuar los contactos para finalizar la aplicación del acuerdo de la San Silvestre, la única hoja de ruta que reúne el consenso de todos.

Por si fuera poco, Tshisekedi rompió el consenso sobre la aceptación de Kabila como jefe de Estado durante la transición, toda vez que su mandato concluyó el 19 de diciembre del año pasado.

Mientras que Eve Bazaiba, coordinadora de la Plataforma para el respeto a la Constitución, expresó que lo importante es convocar a elecciones generales antes de que concluya el año.

El estancamiento de las discusiones sobre la repartición del poder no es muy asombrosa. Pero eso no debe cuestionar la celebración de las presidenciales en 2017, señaló Bazaiba.