ONU insta a revitalizar región de la cuenca del Lago Chad

0
735
El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, instó a revitalizar la cuenca del Lago Chad, cuyo nivel de agua se deprimió en 90 por ciento y eso acarreó severas consecuencias para miles de personas.

En un mensaje enviado a la Conferencia Internacional sobre el Lago Chad, en Abuja, el diplomático portugués destacó cómo esa cuenca resultó durante años una fuente vital de sustento.

Pero a medida que avanza la desertificación y se interrumpen las rutas comerciales entre los países de la zona, la inseguridad alimentaria también crece y se ha convertido en una preocupación importante, alertó.

Hay 4,5 millones de personas en condiciones de inseguridad alimentaria en toda la región y se prevé que la cifra sobrepase los 5 millones en agosto de este año, pronosticó el máximo representante de la ONU.

Esta situación entraña un profundo impacto en las perspectivas socioeconómicas de un área profundamente afectada por el extremismo violento, añadió.

Según apuntó Guterres, los esfuerzos comunes para contrarrestar al grupo terrorista Boko Haram deben incluir una estrategia regional que aborde las causas profundas de la inestabilidad en la región, incluida la degradación ambiental y la marginación socioeconómica.

‘También debemos ayudar a los Estados a construir y reforzar las capacidades necesarias para que las personas puedan disfrutar de sus derechos fundamentales.’

Después de transmitir este mensaje en la reunión sobre el Lago Chad -efectuada en la capital de Nigeria-, el representante especial del secretario general para África Occidental y el Sahel, Mohammed Ibn Chambas, hizo un llamado a los Gobiernos del área y a la comunidad internacional a tomar cuanto antes medidas decisivas y concretas.

Hacerlo, dijo, ayudará a reestablecer los medios de subsistencia, promoverá la integración regional y el desarrollo, y ofrecerá una solución duradera a la crisis de la Cuenca del Lago Chad.

La víspera, al terminar su visita a Chad, la secretaria general adjunta para asuntos humanitarios de la ONU, Ursula Mueller, demandó recursos financieros urgentes dirigidos a prestar asistencia a más de cuatro millones de personas en ese país, incluidos refugiados, repatriados y desplazados internos.

Este país de África Central sin salida al mar se ve afectado diariamente por las actividades del grupo extremista Boko Haram, así como por la violencia en Sudán y la República Centroafricana, indicó.

Mueller visitó sitios de desplazamiento y pudo ver ‘las difíciles condiciones de vida y la falta de medios de subsistencia que enfrentan las comunidades desplazadas’.

La emergencia humanitaria en la cuenca del lago Chad figura entre las más severas del mundo, según reportes de la Oficina de Coordinación para Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas.