ONU demanda implementación de acuerdo político en el Congo

0
378
El jefe de las Operaciones de Mantenimiento de Paz de la ONU, Jean-Pierre Lacroix, informó hoy al Consejo de Seguridad de trabas en la implementación de un acuerdo sobre elecciones en la República Democrática del Congo.
A pesar del progreso significativo en la preparación de los comicios, dijo, solo se cumplió de manera parcial el convenio firmado el 31 de diciembre de 2016, que permitió al presidente Joseph Kabila permanecer en el poder más allá del final de su mandato y pautó unas elecciones para finales de diciembre pasado.

La negativa a este proceso solo dará lugar a más demoras y a una profundización de la crisis política, lo cual agravaría las tensiones y la situación de seguridad ya frágil, advirtió Lacroix.

Durante los últimos meses, grupos armados lanzaron repetidos ataques contra las posiciones del ejército congoleño y todo ello generó importantes daños en la población civil, puntualizó el jefe de las operaciones de paz de la ONU.

También ofreció detalles sobre su reciente visita a Semuliki, donde un ataque de presuntos miembros de las Fuerzas Democráticas Aliadas causó la muerte a 15 integrantes de la misión de paz en el Congo (Monusco).

Esas amenazas hacen necesarias una cooperación regional mucho más estrecha, al igual que entre la Monusco y las fuerzas de seguridad y los militares del país, apuntó Lacroix.

La Monusco realiza ahora preparativos para el despliegue de un tercer batallón de los llamados cascos azules, con el fin de aumentar su capacidad de movilización en la zona.

Recientemente, el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos se mostró preocupado por la reacción de los agentes locales durante protestas en Kinshasa y otras ciudades de la República Democrática del Congo.

Según reportes locales, al menos cinco personas murieron en esas protestas y alrededor de 100 resultaron heridas. Además que 180 fueron arrestadas.

Ante tal panorama, el secretario general de la ONU, António Guterres, instó a todos los actores políticos a seguir plenamente comprometidos con el pacto del 31 de diciembre de 2016, ‘único camino viable para la celebración de elecciones, la transferencia pacífica del poder y la consolidación de la estabilidad’.