ONU admite excesivo uso de fuerza por cascos azules en Mali

0
475

Cascos azulesExpertos de Naciones Unidas informaron hoy que policías de la Misión Multidimensional Integrada de Estabilización en Mali (Minusma) usaron una fuerza excesiva y no autorizada contra civiles, el pasado 27 de enero en Gao.

El panel designado por el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, para investigar lo sucedido en esa localidad durante una protesta frente al cuartel de los cascos azules, concluyó que como resultado de las acciones, tres personas murieron y cuatro sufrieron heridas por impactos de bala.

Testigos habían asegurado que efectivos de la Minusma dispararon para dispersar a los manifestantes, quienes rechazaban un supuesto acuerdo de la Misión para el desarme de grupos paramilitares, con alegadas ventajas para los rebeldes tuareg, quienes persiguen la independencia de la norteña región del Azawad, y afectaciones para las milicias pro-gubernamentales.

Según los encargados de la pesquisa, también algunos civiles utilizaron la violencia contra las fuerzas de Naciones Unidas, a partir del empleo de cocteles Molotov y piedras, además de intentar violar el perímetro del cuartel en Gao.

Asimismo, advirtieron que las autoridades locales incumplieron su compromiso de no dejar sola a la Minusma, que sufrió cinco bajas no fatales.

El panel activado a mediados de febrero lo integraron el senegalés Bacre Waly Ndiaye, como jefe, el británico Ralph Zacklin y el estadounidense Mark Kroeker.

Ban lamentó la pérdida de vidas durante el incidente, y señaló la voluntad de exigir responsabilidad a los culpables, «para lo cual están en curso gestiones con el gobierno de Mali y de los países que aportaron los policías».