Observadores del este de África verifican en Sudán del Sur el alto el fuego

0
293

IGADLa Autoridad Intergubernamental para el Desarrollo (IGAD), grupo interestatal del este de África mediador en el conflicto de Sudán del Sur, ha enviado un equipo a este país, donde trabaja ya para verificar el cese de las hostilidades.

El denominado Mecanismo de Monitorización y Verificación (MVM, en sus siglas inglesas) investiga ya en el terreno si se está cumpliendo el acuerdo del alto el fuego suscrito por el Gobierno de Sudán del Sur y los rebeldes el pasado 23 de enero, informó hoy la IGAD a través de un comunicado.

El primer equipo fue desplegado en Bor, en el Estado de Jonglei, el pasado 1 de abril, antes de que lo hicieran otros observadores en Bentiu (Estado de Unidad) el día 5.

El próximo lunes se enviará otro grupo de la IGAD a Malakal, en el Estado del Alto Nilo, y se prevé enviar más equipos a Nassir, Akobo y otras zonas.

Un comité, con sede en Yuba, informará directamente de los hallazgos de los equipos del MVM a los enviados especiales de la IGAD a las negociaciones de paz con las partes enfrentadas en Adis Abeba, la capital de Etiopía.

El conflicto comenzó en Sudán del Sur a mediados de diciembre, cuando en la capital se libraron combates entre el Ejército y militares insurgentes.

Las autoridades sursudanesas acusaron de este supuesto intento de golpe de Estado al exvicepresidente Riak Machar, rival político del mandatario, Salva Kiir.

Desde entonces se han sucedido los enfrentamientos, que han causado miles de muertos y han colocado al borde de la guerra civil al joven país, que se independizó en julio de 2011 de Sudán.

El Gobierno y los insurgentes alcanzaron un alto el fuego el pasado enero en Adis Abeba, pero ambas partes se acusan mutuamente de violar la tregua.