Nzimande continuará al frente del Partido Comunista de Sudáfrica

0
624
El secretario general del Partido Comunista de Sudáfrica (PCS), Blade Nzimande, proseguirá en ese cargo luego de ser elegido sin oposición durante el XIV Congreso de esa organización, que continúa sus sesiones en Johannesburgo.

Durante el proceso de nominación celebrado anoche se decidió asimismo que Solly Mapaila asuma la posición de primer vicesecretario general del PCS y que el cargo de segundo vicesecretario general sea ocupado por Chris Matlhako.

Mapaila era el segundo vicesecretario general y ocupa ahora la posición de Jeremy Cronin, quien hace pocos días anunció que no se presentaría como candidato para ese puesto, aunque estaba dispuesto a permanecer en el Comité Central del PCS.

También se decidió reelegir a Joyce Moloi-Moropa como Tesorera Nacional y Senzeni Zokwana y Thulas Nxesi se mantendrán como presidente y vicepresidente de la organización.

Secretario General del PCS desde 1998 y ministro de Educación Superior y Capacitación desde 2009, Nzimande había expresado el deseo de dejar el cargo partidista, pero explicó a la prensa que no se debe cambiar de líder ‘cuando el camión va cuesta abajo a velocidad’.

El dirigente reiteró que la situación política en Sudáfrica es muy difícil, una referencia a las denuncias de los comunistas sobre la alegada corrupción en las filas del gobierno del Congreso Nacional Africano (ANC) y sus insistentes reclamos a que el presidente Jacob Zuma abandone el cargo.

El Partido Comunista forma parte de la alianza tripartita de gobierno encabezada por el ANC y que también integra el Congreso de los Sindicatos de Sudáfrica, Cosatu.

Esta organización ha expresado intenciones de abandonar la alianza debido a denunciados casos de corrupción y la influencia de poderosas empresas dentro del gobierno, pero dio un margen de seis meses para tomar la decisión final sobre el asunto.

Al respecto, el vicepresidente de Sudáfrica y del ANC, Cyril Ramaphosa, dijo ayer en un discurso en el XIV Congreso del PCS que los enemigos de la revolución en este país han considerado siempre una amenaza la coalición tripartita de gobierno establecida en 1994 y exhortó a los participantes a resistir los intentos de destruir esa alianza ‘construida con sangre y lucha’.

Destruir la alianza sería un grave error histórico, subrayó Ramaphosa luego de señalar que ‘nunca debemos tomar decisiones en momentos de ira’.

El XIV Congreso del PCS comenzó sus sesiones el lunes y tiene previsto su clausura el sábado.