Nuevos secuestros de mujeres conmocionan a Nigeria

0
354

NigeriaSectores oficiales y civiles de la sociedad nigeriana continúan hoy expectantes ante los cada vez más frecuentes secuestros de mujeres en el norte del país, las últimas veinte de ellas el pasado 7 de junio.

Organizaciones locales e internacionales se preocupan por el destino de las féminas, entre ellas 200 niñas víctimas de una acción de ese tipo el 14 de abril pasado en el estado de Borno, cuyos secuestradores fueron acusados también de abusos sexuales.

Las autoridades están al corriente del rapto del sábado, atribuido a islamistas, pero niegan tener conocimiento sobre otros anteriores, declaró este martes bajo condición de anonimato un responsable del Gobierno en esa región.

Vecinos de la localidad de Chibok de ese estado, en la que fueron raptadas las veinte mujeres y también las 200 niñas, describen el horror familiar ante los secuestros, siempre ocultando su identidad por temor a represalias.

Esas acciones en las que los captores exigen un rescate que suele pagarse con animales son habituales en la región, pero los pobladores se abstienen de hablar por miedo a reacciones de los grupos islamistas, según el citado funcionario de Borno.

«Hombres armados llegaron antes del mediodía y se llevaron a las 20 mujeres y a tres jóvenes que vigilaban el lugar en un momento en que los hombres habían ido al campo a pastorear a sus rebaños», admitió Alhaji Tar, miembro de una milicia local de autodefensa.

Miyetti Allah, dirigente de la Asociación de Ganaderos de la etnia peuls de Macban, relata que los secuestradores van casa por casa, hacen salir a las mujeres, se llevan a las más jóvenes y piden entre 30 y 40 vacas por su liberación.

Esta es la primera vez que oímos hablar de secuestros de mujeres peules, tratamos de esclarecer las circunstancias del hecho y decidir qué hacemos, los lugareños pagan el rescate pero no informan a las autoridades, asegura Allah.

Las cifras de mujeres raptadas el 7 de junio último difieren en dependencia de las fuentes, igual que ocurrió tras el secuestro de Chibok, en que los estimados fluctuaron entre 120 y la cantidad actual de más de 200, aceptada ahora por el Gobierno.

Allah opina que esta última vez fueron 40 las jóvenes madres que se llevaron los atacantes en sus vehículos hacia paradero desconocido

El grupo islamista Boko Haram reivindicó el secuestro de las niñas el 14 de abril y varios atentados como el de ese mismo día contra una estación de ómnibus de Abuja en el que murieron cien personas y otras 200 resultaron heridas.