Nuevos disturbios en el sur de Túnez contra victoria de Essebsi en elecciones

0
514

Beyi Caid EssebsiUn grupo de manifestantes tunecinos protestaron hoy en la región sureña de Kebili, fronteriza con Argelia, contra la victoria de Beyi Caid Essebsi en las elecciones presidenciales del pasado domingo y causaron varios daños materiales.

Según informó una fuente policial a través de la agencia tunecina TAP, un grupo de manifestantes quemaron un cuartel de la Guardia Nacional, una oficina administrativa y la sede del partido Nidaa Tunis, del presidente electo Essebsi, en la localidad de Souk el Had en la región de Kebili.

Por otra parte, el presidente saliente, Monsef Marzuki, ofreció hoy un discurso en el que expresó su rechazo al carácter «violento» de estas protestas desatadas especialmente en el sur del país contra los resultados de las elecciones presidenciales y llamó a los manifestantes a mantener la calma.

«Lo más importante ahora es la unidad nacional, la estabilidad política, la seguridad y la rápida transmisión de poderes», apuntó Marzuki quien lanzó un llamamiento especial a los manifestantes en su región natal de Kebili para que «pongan fin a las protestas por amor a Túnez».

Otros disturbios estallaron también en la noche de ayer martes en Sidi Buzid -donde comenzaron las revueltas que forzaron la renuncia en 2011 del entonces presidente Zin el Abidín Ben Ali- en los que los manifestantes cortaron la carretera principal y quemaron neumáticos.

El pasado lunes, la policía tunecina dispersó con gases lacrimógenos una manifestación de varios cientos de jóvenes contra la victoria de Essebsi en el pueblo de El Hamma, en el sureste del país.

Essebsi, el candidato laico, ganó las elecciones presidenciales del domingo con 55,68% de los votos, por delante del presidente saliente, Monsef Marzuki, apoyado por los islamistas, que logró el 44,32 % de los sufragios.

A sus 89 años, Essebsi se convierte en el primer presidente electo de la II República de Túnez, que se inició con la promulgación de la nueva Carta Magna el 27 de enero de 2013.