Nuevo informe de la ONU documenta violencia contra civiles en Libia

0
343

Unsmil-logo-563x330La Misión de Naciones Unidas de Apoyo a Libia (Unsmil) y la Oficina de Derechos Humanos divulgó hoy un nuevo reporte que refleja el impacto en los civiles de la violencia imperante en ese país norafricano.

Según el documento, el estado rico en petróleo liviano sigue golpeado por el fuego indiscriminado de artillería contra áreas urbanas, el secuestro de personas, las torturas, las ejecuciones extrajudiciales y otros abusos graves.

El documento recoge muchas de las violaciones de los derechos humanos ocurridas este año, con cierre el 31 de octubre, en Libia, nación sumida en el caos desde 2011, cuando una agresión de la OTAN ayudó a derrocar a Muamar Gadafi, quien fue asesinado.

De acuerdo con la Unsmil, todas las partes parecen involucradas en la comisión de transgresiones de las leyes internacionales humanitarias, «incluyendo algunas que pudieran escalar a crímenes de guerra».

Desde el año pasado, la situación empeoró aún más con las luchas por el poder entre dos gobiernos y parlamentos paralelos respaldados por milicias, uno con sede en la capital Trípoli y otro -el reconocido por la ONU- obligado a trasladarse a la nororiental ciudad de Tobruk.

El escenario de divisiones e inestabilidad existente permite el avance y la consolidación de grupos terroristas, como el Estado Islámico, advirtió la fuerza de paz desplegada en 2011.

La Misión señaló en su reporte que los fundamentalistas cometen graves crímenes en los territorios libios bajo su control, entre ellos ejecuciones públicas. Naciones Unidas presentó el mes pasado una iniciativa para detener la crisis interna, consistente en la creación de un gobierno de unidad nacional, propuesta rechazada por algunos sectores de los gobiernos enfrentados.

A partir de la falta de compromiso de actores con la salida política del conflicto, el Consejo de Seguridad ha amenazado en al menos dos ocasiones con sancionar a quienes obstaculicen la paz y la transición.