Nueve muertos en enfrentamientos entre soldados libios y milicianos

0
554

Soldats libyensAl menos nueve personas han muerto y una decena ha resultado heridas este lunes en enfrentamiento entre soldados libios y milicianos en la ciudad de Benghazi, en el este del país.

   En la segunda ciudad del país se pueden escuchar disparos y explosiones y se ve una nube de humo que emerge de la zona de Ras Obeida. El Ejército ha ordenado a los residentes que no salgan a la calle y ha llamado a los soldados de vacaciones que se reincorporen a sus unidades en la ciudad.

«Está habiendo sangrientos enfrentamientos entre el Ejército y Ansar al Sharia por primera vez desde primeras horas del lunes en distintas zonas de Benghazi», ha indicado el portavoz de las fuerzas especiales del Ejército, coronel Milod al Zouri, en declaraciones a la agencia china Xinhua.

Según éste, los enfrentamientos comenzaron cuando una patrulla de las fuerzas especiales, apostada en la zona de Al Berka y próxima al cuartel general de Ansar al Sharia en el centro de Benghazi, fue atacada por las fuerzas de este grupo salafista. Los efectivos respondieron disparando y a continuación se produjeron enfrentamientos con todo tipo de armamento, ha precisado.

Fuentes médicas y de seguridad han indicado a Reuters que al menos nueve personas han muerto en los enfrentamientos. Xinhua ha informado de al menos tres muertos.

El grupo islamista Ansar al Sharia fue acusado del ataque contra el consulado de Estados Unidos en esta ciudad hace algo más de un año y en el que murieron el embajador estadounidense y otros tres ciudadanos de este país.

El primer ministro libio, Alí Zeidán, que fue brevemente secuestrado por una milicia el mes pasado, se reunió con el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, y el ministro de Exteriores británico, William Hague, en Londres este domingo para discutir sobre cooperación en materia de seguridad.

Grupos milicianos rivales se retiraron de Trípoli la semana pasada después de enfrentamientos que dejaron más de 40 muertos tras una marcha de manifestantes contra la base de una milicia para reclamar que abandonara la capital.

Con la esperanza de ganarse a los antiguos combatientes, el Gobierno libio contrató a las milicias para prestar seguridad, pero sus integrantes siguen siendo leales a sus comandantes o tribus y a menudo se enfrentan entre sí en disputas por territorio o por disputas personales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here