Nueve candidatos disputarán el domingo presidencia marfileña

0
403

costademarfil-elecc2015Cinco años después de una violenta crisis postelectoral, Costa de Marfil acudirá hoy a unas elecciones para elegir al presidente que deberá desempeñarse durante el próximo lustro.

El actual mandatario, Alassane Ouattara, se presenta como favorito para la reelección frente a otros nueve candidatos, y exhibe como respaldo su pasado período de mandato, cuando estabilizó la paz y el avance económico del país, luego de un conflicto político que causó unos tres mil muertos.

Los pasados comicios presidenciales (2010) desataron un proceso sangriento, toda vez que el mandatario saliente, Laurent Gbagbo, rechazaba abandonar el cargo y el gobernante entrante, Alassane Ouattara permanecía fuera del poder, tras ganar las elecciones, como reconocía la ONU.

Tropas de Naciones Unidas y el contingente militar francés en suelo marfileño, así como las milicias que respaldaban a Ouattara expulsaron al otro del poder y actualmente se presenta ante Corte Penal Internacional en La Haya, Holanda, acusado de supuesta responsabilidad en la ejecución de crímenes contra la humanidad.

Aunque el país dejó atrás la cruenta guerra postelectoral, aún se considera que los comicios del próximo domingo podrían actualizar las pasadas rencillas.

De hecho, aquella crisis política dejó una profunda división en la población marfileña.

Las presidenciales de 2015 «pretenden afianzar la paz lograda en la última legislatura, sino consolidar el rápido crecimiento económico que Costa de Marfil experimentó bajo el mandato de Ouattara», opinan medios de prensa, al subrayar que el Producto Interno Bruto de postcrisis aumentó a un ritmo del ocho por ciento.

El primer productor de cacao del mundo, con 1,7 millones de toneladas cada año que representan el 35 por ciento de la producción mundial, se beneficiará del traslado de la sede de la Organización Internacional del Cacao (ICCO) desde Londres a Abiyán en 2017, según fuentes especializadas.