Nueva medida keniana avizora cierre de campamentos de refugiados

0
820

campamentos de refugiados de DadaabKenya decidió cerrar la oficina ejecutiva de Asuntos a Refugiados, informó hoy el secretario del Interior, Karanja Kibicho.

La medida presupone una decisión gubernamental de cerrar definitivamente los campamentos de refugiados de Dadaab y Kakuma,estiman medios de prensa.

Se trata de un asunto de seguridad nacional para el gobierno del presidente Uhuru Kenyatta, porque de esos sitios parten comandos terroristas para realizar sabotajes en el territorio nacional y países vecinos, opinó el diario local, Taifa Leo.

Según las autoridades kenianas entre los 650 mil refugiados en esos lugares se esconden también delincuentes comunes.

El debate acerca de la presencia en Kenya de los aludidos territorios amparados por bandera de la ONU se avivó a inicios de abril pasado cuando se conmemoró el primer aniversario de la masacre en la Universidad de Garissa, que costó la vida a 148 personas, ejecutada por el grupo terrorista somalí Al Shabab.

Los autores de ese asalto partieron de los campamentos de Dadaab y Kakuma, estimaron organismos de inteligencia de Kenya.

La presunta decisión de Kenyatta es rechazada por organismos de derechos humanos internacionales porque pone en riesgo la vida de miles de personas, mayormente mujeres, niños y ancianos, opinó la funcionaria de un grupo mundial de derechos humanos, Muthoni Wanyeki.

Con anterioridad las autoridades kenianas amenazaron con cerrar los campos de Dadaab y Kakuma, pero la Agencia de la ONU para los Refugiados y otras organizaciones internacionales intercedieron y lograron la suspensión de la decisión a cambio de aumentar el ritmo de repatriaciones voluntarias.