Nombran equipo opositor para diálogo con gobierno de Mozambique

0
417

mozambique-acuerdoEl líder del principal partido opositor Renamo, Afonso Dhlakama, nombró a los diputados José Manteigas, Eduardo Namburete y André Magibire para retomar el diálogo con el Gobierno sobre la crisis político-militar que vapulea a Mozambique.

Estos tres representantes de la Resistencia Nacional Mozambiqueña (Renamo) se reunirán con el equipo indicado por el presidente Filipe Nyusi para la preparación del diálogo al más alto nivel, dijo a la prensa el portavoz de la organización opositora, António Muchanga.

Consideró que existen «mínimas condiciones para que esa indicación se cumpla, pues el oficio del 17 de mayo del gabinete de la presidencia de la República presenta una pequeña evolución, al dejar claro que el grupo preparará los puntos para el diálogo».

El anuncio de Renamo emergió dos días después que Nyusi pidió a Dhlakama elegir su equipo y tras varios meses en que la plática entre las partes estaba bloqueada, mientras se agravaba el clima de confrontación militar en el centro del país.

La oposición se retiró del proceso, al alegar falta de avances y seriedad por parte del Ejecutivo. También amenazó con gobernar en seis provincias del centro y norte, donde reclama una victoria en las últimas elecciones generales (octubre de 2014).

Para la Resistencia, la carta enviada ahora por el jefe de Estado pidiendo la creación de condiciones para la reanudación del diálogo no ignora la mediación internacional en etapas posteriores a la labor de la comisión mixta, la cual ha sido una de las condiciones impuestas por Dhlakama para regresar a las negociaciones.

En marzo Nyusi designó para el equipo gubernamental a Jacinto Veloso, miembro do Consejo Nacional de Defensa y Seguridad, Maria Benvinda Levi, consejera del presidente, y Alves Muteque, cuadro de la jefatura.

El gobernante Frente de Liberación de Mozambique (Frelimo) y Renamo se enfrentaron en una guerra civil, después de la independencia (25 de junio de 1975).

Ambas organizaciones firmaron hace 24 años el acuerdo de Roma que puso punto final a las hostilidades y desde entonces el Frente gobierna esta nación, bajo acusaciones mutuas de secuestros y asesinatos de militantes de ambos lados.