Nombran al consejo electoral que supervisará las elecciones en Túnez

0
540

Assemblée constituante tunisienneLa Asamblea Nacional Constituyente (ANC) de Túnez ha nombrado este miércoles un consejo electoral que supervisará las elecciones previstas para este año, un paso fundamental en la ‘hoja de ruta’ acordada en el marco del diálogo nacional.

   «Felicitaciones al pueblo tunecino por la elección de estos nueve miembros. Ha sido una tarea dura, pero hemos superado las diferencias», ha dicho tras la votación el vicepresidente del organismo, Meherzia Laabidi.

El acuerdo negociado por las fuerzas políticas tunecinas bajo el auspicio del sindicato Unión General Tunecina del Trabajo (UGTT) incluye la dimisión del actual Gobierno, encabezado por el partido islamista Ennahda, cuando se cumplan tres condiciones: nombramiento de un gobierno tecnócrata, conclusión de la nueva constitución del país y convocatoria de elecciones en una fecha concreta.

Así, se espera que en los próximos días el primer ministro interino, Alí Laarayedh, sea sustituido por Mehdi Jomaa, quien fue elegido el 15 de diciembre como nuevo primer ministro del Gobierno interino en el marco del diálogo nacional abierto en medio de la crisis política que sacude el país desde hace meses.

Así, Jomaa, ingeniero aeroespacial de formación, será el encargado de dirigir un gobierno tecnócrata que gestionará el país hasta la celebración de las próximas elecciones. A finales de diciembre, el presidente interino, Moncef Marzuki, abogó por su celebración antes de verano de 2014.

Túnez, tradicionalmente uno de los países más seculares del mundo musulmán, se enfrenta a su crisis política más profunda desde la revolución que acabó con el régimen de Zine el Abidine ben Ali, en enero de 2011.

El punto de inflexión fue el asesinato del líder opositor Mohamed Brahmi, ocurrido el pasado 25 de julio, cuando dos hombres armados que iban en motocicleta le dispararon a la entrada de su casa, ubicada en la capital tunecina.

El pasado mes de febrero, Chokri Belaid, líder del opositor Movimiento Patriótico Democrático Unificado, fuerza marxista y panárabe que forma parte del Frente Popular, también fue tiroteado hasta la muerte en la capital tunecina.

La crisis se agravó el pasado mes de agosto, cuando el presidente de la ANC, Mostafá ben Jaafar, decidió suspender de forma indefinida los trabajos del organismo hasta que el Gobierno y la oposición iniciaran un diálogo para superar la actual crisis política.

La decisión fue controvertida, ya que varios parlamentarios y expertos legales argumentaron que no tenía derecho a suspender los trabajos de la ANC, ya que, conforme a su reglamento interno, solo es posible mediante una votación.