Nkurunziza insta a una “rápida” investigación del crimen de un líder opositor

0
297

NkurunzizaEl presidente de Burundi, Pierre Nkurunziza, ha reclamado este domingo una “rápida” investigación del asesinato del líder opositor burundés Zedi Feruzi, suceso que ha provocado que los partidos de oposición hayan anunciado la suspensión de las conversaciones de reconciliación en el país africano.

Feruzi, líder del partido Unión para la Paz y el Desarrollo (UPD), y su guardaespaldas fueron asesinados el sábado por individuos armados en la capital de Burundi, Buyumbura.

El fallecido pertenecía a la minoría musulmana burundesa y era muy conocido aunque su partido no es de los más importantes. El barrio de Ngagara, donde tuvo lugar el atentado, ha sido uno de los epicentros de la revuelta contra la continuidad del presidente.

El portavoz de la Presidencia, Willy Nyamitwe, ha desvinculado del ataque a Nkurunziza y al partido gubernamental, el Consejo Nacional para la Defensa de la Democracia-Fuerzas para la Defensa de la Democracia (CNDD-FDD).

“Nkurunziza está muy preocupado por lo que está pasando en el país y ha pedido que la población permanezca en calma para continuar la campaña, respetando la vida de los demás”, ha apuntado, según ha informado la emisora estadounidense Voice of America.

Por otra parte, ha destacado que Feruzi fue asesinado “en el suburbio en el que están teniendo lugar las manifestaciones (contra el Gobierno), un suburbio en el que la Policía no tiene acceso libre”.

“El Gobierno ha condenado este crimen, porque este líder opositor estaba siendo protegido por guardaespaldas del Gobierno”, ha agregado, acusando a los manifestantes de “provocar las tensiones en el país”.

El pasado 13 de mayo se produjo una intentona de golpe de Estado tras semanas de inestabilidad social y política por la decisión del presidente de optar a un tercer mandato en las elecciones de junio.

Sus detractores, como Feruzi, argumentan que la Constitución y el acuerdo de paz de Arusha limitan a dos los mandatos, mientras que Nkurunziza alega que su primera etapa no cuenta al haber sido elegido por el Parlamento.

La crisis ha obligado a más de 110.000 personas a huir hacia países vecinos y el presidente Nkurunziza se aferra a la sentencia del Tribunal Supremo que considera legítima su candidatura para las elecciones presidenciales del 26 de junio. Las elecciones legislativas y locales están previstas para el 5 de junio.