Niegan intervención del Ejército mozambiqueño en ataques a opositores

0
240

RENAMO1El ministro de Defensa de Mozambique, Salvador Mtumuke, rechazó las acusaciones que circulan hoy en el país sobre la participación del Ejército en ataques perpetrados contra el líder del principal partido opositor Renamo, Afonso Dhlakama.

“Quien garantiza la seguridad del presidente de Renamo no son esos hombres que andan con él, son las Fuerzas Armadas de Defensa y Seguridad (FADM). Si querían matarlo (a Dhlakama), podrían haberlo hecho hace mucho tiempo”, dijo Mtumuke en una entrevista que publica el semanario Savana.

Interrogado sobre si es posible desarticular al brazo armado de la Resistencia Nacional Mozambiqueña (Renamo), respondió que “la naturaleza se encargará de hacer justicia. La propia edad determinará todo y no tendrán más habilidades para continuar con sus incursiones”.

Sobre acusaciones de la Renamo de que las FADM están politizadas por el Frente de Liberación de Mozambique (Frelimo), el ministro remitió la respuesta al papel de ese partido gobernante en la lucha contra el colonialismo portugués y en el período que siguió a la independencia nacional.

“No se puede hablar de Mozambique sin mencionar al Frelimo que creó las Fuerzas Populares de Liberación para luchar contra el sistema colonial fascista portugués (…), por lo que el nombre del Frelimo siempre se asocia con la historia de nuestro ejército”, subrayó Mtumuke.

La Renamo acusó al presidente Filipe Nyusi de haber dado la orden a oficiales del Ejército para matar a Dhlakama en un ataque contra una comitiva del jefe opositor el pasado día 12, en la central provincia de Manica.

El líder de la Resistencia denunció ayer que escapó ileso de una nueva agresión en Manica, cuando su compañía seguía rumbo a Nampula.

Mencionó que tres de sus escoltas quedaron heridos. Un reportero de una agencia lusa de noticias se dirigió al lugar de los hechos y confirmó que al menos hubo nueve muertos y entre ellos dos vestían uniformes de la Renamo.

Actualmente la tensión política domina Mozambique por la aversión de la Resistencia en reconocer los resultados de las últimas elecciones generales y su exigencia en gobernar en seis provincias, donde reclaman una victoria en las urnas.

Dhlakama, quien finalmente aceptó reunirse con Nyusi, amenaza con tomar el poder por la fuerza en las provincias de Tete, Manica, Sofala, Nampula, Zambézia y Niassa.

Frelimo y Renamo se enfrentaron en una guerra civil, después de la independencia nacional (25 de junio de 1975), que duró 16 años.

En 1992 ambas organizaciones firmaron el Acuerdo de Paz de Roma que puso punto final a las hostilidades y, desde entonces, el Frente gobierna esta nación.