Niega la libertad bajo fianza al autor del atropello de Charlottesville

0
417

Un juez de Charlottesville ha negado este lunes la libertad bajo fianza a James Alex Fields Jr., el autor del atropello masivo llevado a cabo este fin de semana contra las personas que participaban en una manifestación antifascista en esta localidad estadounidense, que se saldó con una joven muerta y otras 19 personas heridas.

Fields Jr. ha comparecido ante el juez por primera vez desde que comenzaran los disturbios en Charlottesville. Ha estado representando por el abogado de oficio Charles Webber, que ha pedido la libertad bajo fianza, si bien el propio acusado ha reconocido que, aunque se la concedieran, no podría pagar porque gana 600 euros al mes.

El principal sospechoso, de 20 años de edad, está acusado de homicidio en segundo grado por la muerte de Heather Heyer, de 32 años, y de intentar hacer daño a otras personas. La próxima audiencia judicial se ha fijado para el 25 de agosto.

Aunque Fields Jr. no ha acudido personalmente al tribunal de Charlottesville, sino que ha comparecido por videoconferencia desde la cárcel local, en la entrada se ha concentrado un grupo de supremacistas blancos que ha acusado a la prensa de mentir.

«La comunidad nacionalista se defiende de los ladrones», ha dicho Matthew Heimbach, amigo del acusado. «Estos radicales de izquierdas son los que vienen a matarnos», ha añadido, en declaraciones recogidas por la cadena estadounidense NBC.

Las palabras de Heimbach han suscitado una rápida respuesta de las personas que observaban la escena. «Nazis» y «asesinos», han gritado, lo que ha obligado a la Policía a rodear al amigo de Fileds Jr. para evitar nuevos enfrentamientos.

DISTURBIOS EN CHARLOTTESVILLE

Heyer murió cuando Fields Jr. la arrolló con su vehículo durante una marcha antifascista convocada en señal de protesta por la concentración de neonazis y simpatizantes del Ku Klux Klan (KKK) que tuvo lugar el pasado sábado en Charlottesville.

Los disturbios comenzaron cuando los llamados supremacistas blancos se concentraron para protestar por la retirada de la estatua de Robert E. Lee, un general confederado. Los antifascistas reaccionaron con su propia marcha, donde intervino Fields Jr.

Los incidentes del fin de semana en Charlottesville, una pequeña localidad del estado norteamericano de Virginia, se saldaron con tres muertos –Heyer y dos policías que fallecieron tras caer el helicóptero con el que patrullaban la zona– y más de 30 heridos.

POLÉMICA POLÍTICA

La reacción inicial del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, tras los incidentes provocó intensas críticas por no haber condenado de manera explícita la violencia de los supremacistas blancos, los neonazis y los simpatizantes del Ku Klux Klan, que fueron los que iniciaron los disturbios.

En su primera declaración, Trump denunció lo que definió como una «indignante exhibición de odio, intolerancia y violencia de todos los bandos». Un día después, la Casa Blanca sacó un comunicado para aclarar que Trump condenaba «todas las formas de violencia, intolerancia y odio», incluidos «los supremacistas blancos, el Ku Klux Klan y todos los grupos extremistas».

El vicepresidente del país, Mike Pence, se mostró más categórico este domingo, durante su viaje oficial a Colombia, al expresar su rechazo a la violencia de los racistas. «No tenemos tolerancia hacia el odio y la violencia de los supremacistas blancos, los neonazis o el KKK», afirmó.