Nidaa Tounes exige la dimisión del primer ministro como parte del nuevo gobierno de unidad

0
272

Nidaa TounesEl partido Nidaa Tounes ha instado este martes a que el primer ministro de Túnez sea sustituido como parte del nuevo gobierno de unidad propuesto por el presidente Beji Caid Essebsi para superar la crisis política y acelerar las reformas económicas.

Essebsi, que fue uno de los fundadores de la formación, ha reunido esta semana a los diferentes partidos políticos y sindicatos para negociar la formación de un nuevo gobierno que permita avanzar y reestructurar la economía, que ha caído debido a la liberalización política.

Las políticas tunecinas han estado dominadas desde 2011, después de que Zine el Abidine Ben Ali abandonara el país, por el debate y la construcción de un consenso entre los diferentes partidos políticos. Esto ha provocado un aumento de la estabilidad, pero ha obstaculizado el proceso de ajuste económico demandado por instituciones internacionales como el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El tecnócrata y primer ministro, Habib Essid, no ha podido llevar a cabo grandes reformas, como el aumento de la edad de jubilación, y su legislatura ha estado marcada recientemente por la lucha interna del partido y entre los miembros de la coalición.

La petición de elegir un nuevo primer ministro ha tenido lugar dos días después de que comenzaran las negociaciones entre los cuatro partidos en el poder. “El país necesita un gobierno de unidad lo antes posible porque la situación no se puede atrasar más, y ese gobierno debe estar liderado por alguien nuevo”, ha señalado Nidaa Tounes en un comunicado.

El sindicato Unión General Tunecina del Trabajo (UGTT), que ganó el Premio Nobel de la Paz en 2015, ha rechazado unirse al gobierno debido a la oposición del movimiento sindicalista a parte del programa político, que considera austero.

Las luchas internas bloquearon prácticamente la reforma del Banco Central a principios de 2016, lo que obligó a los partidos a aprobar una ley bancaria. Sin embargo, las reformas de las pensiones, así como otras medidas austeras, se han topado continuamente con la resistencia de los sindicatos.

El partido islamista Ennahda, por su parte, también ha pedido la dimisión del primer ministro. “Habib Essid debe dimitir en este contexto político”, ha señalado el político y miembro del Ennahda Lofti Zitoun. Con el consenso entre los partidos seculares e islamistas, Túnez se ha convertido en un ejemplo del cambio democrático en el mundo árabe. No obstante, las reformas económicas para paliar el desempleo y la frustración, especialmente entre la población más joven, han tardado mucho e …