Nexo económico y solución política: el plan etíope para Sudán de Sur

0
247
Etiopía dejó claro que ayudará a solucionar el conflicto en su vecino Sudán del Sur a través de la búsqueda de una solución política y el fortalecimiento de los nexos económicos.

La relación de Etiopía con los países de la región, como es el caso de la nación sursudanesa, comprende la esfera política y los vínculos comerciales, pero es preciso buscar salidas políticas viables a la crisis actual, consideró el ministro etíope de Asuntos Exteriores, Aklilu Hailemichael.

Sus declaraciones coincidieron con la segunda fase del Foro de Revitalización de Alto Nivel (HLRF) para mantener la paz en Sudán del Sur, celebrado esta semana aquí.

Addis Abeba juega un rol importante en la búsqueda de soluciones para establecer la paz definitiva en Sudán del Sur y es anfitriona frecuente de diálogos con ese fin, como aquellos en los que participa la Autoridad Intergubernamental para el Desarrollo (IGAD).

La IGAD es la encargada de evaluar, en su mayor parte, el proceso de paz y para ello lleva a las partes a las mesas y trabaja por la firma de acuerdos para silenciar sus armas, aunque los tratados son violados repetidamente.

El acuerdo sobre Cesación de Hostilidades (CoH), que se firmó aquí en Addis Abeba el 21 de diciembre, fue considerado como un paso muy importante en el HLRF.

Como resultado, hubo avances y compromisos, pero el Mecanismo de Control de Cesación del Fuego y el Mecanismo de Seguridad Transicional verificó la prevalencia de numerosos casos de violaciones de la CoH que causaron más muertes, traumas y desplazamientos de ciudadanos, según las autoridades aquí.

Para Hailemichael, un factor importante que puede impulsar la paz en Sudán del Sur es mejorar sus indicadores socio-económicos, y en ese sentido, apunta, trabajará Etiopía en lo adelante, hasta que la vía política también esté solidificada.

Proyectos de infraestructura que, de ser implementados, acelerarían aún más el proceso de integración, y negociaciones en curso para instalar un oleoducto y una carretera de asfalto que se extiende hasta las fronteras, son algunos de los avances en ese sentido.

El ministro etíope de Relaciones Exteriores apuntó que para tener éxito en el ambicioso plan de integración económica regional, se debe alcanzar una paz sostenible, especialmente mediante la adopción de duras medidas punitivas contra aquellos que violan los acuerdos y acuerdos de paz mediados.

Investigadores como Kahsay Gebreeyesus, especializado en federalismo, nacionalismo y resolución de conflictos, considera que aunque algunos de los partidos de Sudán del Sur podrían ser responsables, el conflicto y las violaciones de los acuerdos son instigados por algunas fuerzas externas, con base en intenciones de asegurar sus beneficios económicos.

‘Por lo tanto, las diferentes oportunidades que los dos países comparten para apoyar sus economías podrían convertirse en amenazas para estos agentes externos’, añadió el investigador.