Nadie debe ser discriminado en Sudáfrica por su lengua y raza

0
450

sudafrica_balekambeteLa presidenta del Parlamento de Sudáfrica, Baleka Mbete, advirtió durante una conferencia en la Universidad de Stellenboch que nadie en este país debe ser discriminado o marginado hoy por su lengua, cultura, herencia y raza.

Mbete, miembro además del Comité Ejecutivo del gobernante Congreso Nacional Africano (ANC), dijo que Stellenbosch representó la doctrina del apartheid.

«Veintiún años después del inicio de la democracia, el 83 por ciento del claustro académico de la Universidad de Stellenbosch está integrado por blancos», apuntó al reflejar la disparidad existente.

Por lo tanto si se quiere eliminar por completo el legado de ese régimen de segregación «debemos ir hasta el lugar de su concepción y aseguramos de su transformación», afirmó.

Mbete habló la víspera ante un grupo de estudiantes y docentes como parte de las actividades que se desarrollan aquí este año por el aniversario 60 de la Carta de la Libertad (Freedom Charter).

Recordó que en la actual Sudáfrica la Constitución protege a grupos minoritarios como los afrikáners (descendientes de los colonos en especial holandeses y alemanes), pero señaló que las políticas de la Universidad también tenían que salvaguardar a los estudiantes africanos.

La alta casa de estudios, ubicada en la provincia de Western Cape (suroeste), ha ocupado titulares de prensa a raíz de la aparición de un documental titulado Luister, en cual estudiantes y miembros del personal docente acusan al centro de prácticas discriminatorias.

A partir de 1994 al ganar las primeras elecciones libres en esta nación africana, el ANC -en el gobierno desde entonces- se propuso edificar una sociedad inclusiva, no racista ni sexista.