Mujeres siguen excluidas de los procesos de paz, alertan en ONU

0
84

Las mujeres siguen excluidas de los procesos políticos y de paz, pues si bien existe el compromiso de los Estados miembros de ONU, hay una gran brecha de acción, alertaron hoy en el Consejo de Seguridad.

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, afirmó que el tema de las mujeres, paz y seguridad es una de las prioridades de su mandato, y destacó el papel de ellas en la prevención de conflictos.

Pero la triste realidad es que los compromisos que quedan reflejados en torno a esta mesa del Consejo, no se traducen luego en un cambio genuino en el mundo, observó.

En diferentes latitudes, ellas todavía encaran exclusión de demasiados procesos políticos y se adoptan acuerdos de paz sin tener en cuenta las necesidades de mujeres y niñas, lamentó.

También persisten los ataques contra mujeres defensoras de los derechos humanos, y la violencia continúa empleándose como un arma de guerra, mientras que las supervivientes de esas agresiones no encuentran apoyo o justicia ante los crímenes, subrayó.

Por otra parte, Guterres citó algunos ejemplos positivos que se dan en la actualidad y cómo dentro de la organización multilateral, los jefes de las misiones sobre el terreno deben informar de los esfuerzos para aumentar la participación de la mujeres en todas las fases de los procesos de paz.

Debemos trabajar para poner fin a la explotación sexual y aumentar la presencia de mujeres en los equipos de mantenimiento de la paz, recalcó el secretario general de Naciones Unidas.

La falta de acción conlleva enormes costos: hay que cambiar el discurso y mejorar la situación sobre el terreno, todo ello con un enfoque de género, instó.

Por su parte, la directora de ONU Mujeres, Phumzile Mlambo-Ngcuka, señaló que los progresos realizados sobre estos asuntos son muy lentos y urge cerrar las brechas entre palabras y acción porque hay un gran contraste entre el apoyo expresado por los Estados miembros y la realidad.

Las mujeres afectadas por conflictos en todo el mundo insisten en que es necesario aumentar el número de ellas en uniforme, dijo y exhortó al Consejo de Seguridad a atender ese llamado.

Vivimos en un mundo que tolera y disculpa la exclusión, mientras aumenta la misoginia, y la violencia política y sexual contra las mujeres es usada como un arma de guerra y terror, enfatizó Mlambo-Ngcuka y demandó mejorar la rendición de cuentas al respecto.

Además, añadió, la recuperación económica de las mujeres tras los conflictos es muy limitada, y se prioriza a los hombres.

Los acuerdos de paz, en los cuales participa Naciones Unidas siguen sin incluir disposiciones sobre las mujeres, criticó.

Hay que exigir la participación de ellas para que su ausencia en las conversaciones de paz deje de ser común, no podemos permitir su marginalización en la toma de decisiones, debemos crear más oportunidades de empleo y cerrar las brechas de género, instó la representante de la ONU.

Este martes, el Consejo acoge un debate abierto sobre mujeres, paz y seguridad, al conmemorarse próximamente los 20 años de adoptada la primera resolución sobre el tema en ese órgano de 15 integrantes.