Mujeres policías de Burundi exigen adecuadas condiciones de trabajo

0
614
Una representación de las oficiales del cuerpo de policía de Burundi expusieron sus desafíos en el cumplimiento de las obligaciones familiares y profesionales, con motivo del Día Internacional de la Mujer.

Aunque la fecha conmemorativa se celebró el día antes, una agente de esa fuerza de seguridad expresó que las mujeres agentes en el país enfrentan muchos retos en su vida cotidiana, como los relacionados con la vivienda, las que muchas veces se encuentran en condiciones inadecuadas para habitarlas.

La presidenta de la red femenina de policía de Burundi, Générose Ngendanganya, apuntó que ‘como policías y madres tenemos muchas obligaciones dentro de nuestras familias y en el plano profesional, y es demasiado difícil combinar las dos misiones’.

Subrayó que las burundesas aprendieron a ejecutar ambas misiones y destacó las palabras de la primera dama del país, Denise Nkurunziza, quien las visitó con motivo de la celebración y se refirió a los esfuerzos y batallas de la mujer africana en muchas esferas de la vida.

Al referirse a la mujer policía burundesa, precisó que ellas antes de ser agentes de policía, son madres, esposas o hermanas.

‘Después de las horas de trabajo, hay que comportarse como madres y no como policías. Ya no tienen que llevar armas, más bien llevar a los bebés a sus espaldas y concentrarse en las tareas domésticas’, precisó la primera dama.

Ngendanganya, por su parte, habló sobre las malas condiciones de vivienda de las policías, quienes tienen que alquilar casas.

Las policías en este Estado son forzadas a vivir en condiciones no apropiadas, ‘no somos físicamente tan fuertes como los hombres y en ocasiones las agentes son desplegadas en comisarías, sufren mucho porque se ven obligadas a dormir en el suelo o en el monte’, concluyó la oficial.