Mueren dos inmigrantes frente a las costas españolas

0
131
Las autoridades españolas recogieron en el Estrecho de Gibraltar los cadáveres de dos inmigrantes subsaharianas que intentaban llegar a la ciudad autónoma de Ceuta en una pequeña embarcación.

Según reportes policiales, las dos mujeres, que viajaban en compañía de otras dos personas, murieron ahogadas al volcarse la embarcación con la que pretendían alcanzar la costa de la citada urbe española, ubicada en el norte de Marruecos.

Los otros dos migrantes, un varón y una fémina, sí consiguieron llegar a nado hasta tierra, informó la Guardia Civil.

Los ocupantes de la embarcación neumática provista de motor, que salieron de la vecina localidad marroquí de Beliones, se hicieron a la mar pese a las adversas condiciones meteorológicas de los últimos días, con un fuerte temporal de poniente en aguas del Estrecho.

La inestabilidad de la nave y el nerviosismo de sus ocupantes hizo que los cuatro se arrojaran al mar antes de llegar a la playa ceutí de Benzú -la más próxima a la frontera-, por lo que rápidamente se dirigieron hacia el lugar las embarcaciones del instituto armado.

Miembros de la Cruz Roja atendieron a los dos rescatados, que tenían síntomas de hipotermia, aunque no fue necesario su traslado al hospital, de acuerdo con medios periodísticos.

Decenas de miles de inmigrantes, la mayoría procedentes de África, tratan cada año de alcanzar las costas europeas en frágiles embarcaciones o a través de las fronteras de Ceuta y Melilla, el otro enclave español en territorio marroquí.

Muchos se decantan por alargar su itinerario terrestre hasta Marruecos y cruzar desde allí a España en vez de atravesar la peligrosa Libia para embarcarse hacia Italia en la conocida ruta del Mediterráneo central.

Según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), más de 22 mil 400 personas llegaron a esta nación ibérica por mar en 2017, casi el triple respecto al año anterior. Al menos 223 murieron en la travesía.

En 2017 se superó por cuarto año consecutivo la cifra de tres mil muertes en el Mediterráneo, indicó la OIM.