Mubarak y sus dos hijos serán juzgados en un nuevo caso por corrupción

0
444

Mubarak y sus dos hijosEl Tribunal de Apelaciones de El Cairo decidió hoy juzgar a partir del próximo 19 de febrero al expresidente egipcio Hosni Mubarak y a sus dos hijos Alaa y Gamal, en un nuevo caso por corrupción, informaron a Efe fuentes judiciales.

Los tres están acusados de robar 125 millones de libras egipcias (unos 18 millones de dólares) de las arcas públicas.

Según las fuentes, el juez Nabil Salib decidió abrir un nuevo expediente a Mubarak y sus hijos después de que la Fiscalía de la Seguridad del Estado haya finalizado las investigaciones por supuesta malversación de fondos públicos.

La Fiscalía ya había remitido con anterioridad el caso al Tribunal Penal de El Cairo para que fijara la fecha del inicio del proceso, pero el juez devolvió el expediente «hasta completar las investigaciones incluyendo a cuatro nuevos acusados».

Los otros cuatro implicados por facilitar la citada malversación de fondos son Mohi al Din Abdel Jatim y Amr Mohamed, quienes trabajaban para la Presidencia egipcia; y Abdel Hakim Mansur y Mayid Hasan, de una empresa contratista para proyectos de construcción.

Mubarak está acusado de haber puesto a su nombre propiedades del Estado sin pagar por ellas, e incluir el valor de las mismas -125 millones de libras egipcias- en el presupuesto estatal asignado al Ministerio de Vivienda y al centro de Comunicación de la Presidencia.

La Fiscalía concluyó también que Mubarak y sus hijos usaron dinero público para construir y decorar propiedades inmobiliarias propias en los barrios cairotas de Heliópolis y Katameya, y en las localidades costeras de Sharm Sheij y Marina, entre otras.

Las construcciones, hechas con el presupuesto asignado a Presidencia, supuestamente se realizaron en el periodo comprendido entre 2002 y 2011, fecha en la que Mubarak fue derrocado tras una revuelta popular.

Mubarak está siendo también actualmente procesado junto con el exministro de Interior Habib al Adli y seis de sus ayudantes por supuestamente ordenar el asesinato de manifestantes y generar el caos en el país durante las protestas de enero y febrero de 2011.

Además, Mubarak, sus dos hijos y el empresario fugado Husein Salem se enfrentan a cargos de corrupción, tráfico de influencias y a un presunto delito por la exportación de crudo a Israel a precios supuestamente inferiores a los de mercado.