Misión de África Occidental por mediar en crisis de Guinea Bissau

0
828

CedeaoUna misión del comité interparlamentario para la paz y prevención de crisis en África Occidental permanece en esta capital para intentar mediar en el impasse político que vapulea a Guinea Bissau.

La organización, de la cual Bissau forma parte, pretenderá ayudar en busca del entendimiento, dijo a la prensa el jefe de la comitiva, Lancine Dossa.

Refirió que aman este país, «amamos a su pueblo y conocemos bien a sus autoridades… llegamos aquí y fuimos bien recibidos y esperamos que Dios nos ayude a realizar un buen trabajo».

Según la agenda, la misión iniciará este lunes contactos con la dirección de la Asamblea Nacional Popular, con los partidos representados en ese parlamento, la Liga de los Derechos Humanos y organizaciones representativas de las mujeres y juventud.

Para mañana, los mediadores tendrán encuentros en el Tribunal Supremo de Justicia, con representantes de las Naciones Unidas y la Unión Europea, y finalmente con el presidente José Mário Vaz.

Vaz nombró el jueves a Baciro Djá nuevo primer ministro, dos semanas después de cesar a Carlos Correia y disolver el Gobierno.

Djá ocupó brevemente ese cargo el pasado año, pues el Supremo calificó de inconstitucional su designación y lo obligó a dimitir.

Su nuevo nombramiento recibe críticas del gobernante Partido Africano por la Independencia de Guinea y Cabo Verde (Paigc) y muchos de sus seguidores protestan en calles de esta capital.

Al justificar su decisión, Vaz argumentó que la organización vencedora (Paigc) en las elecciones no es mayoría en el Parlamento.

Un grupo de 15 diputados, en los que se incluía a Djá, se apartó del Paigc y se unió al Partido de la Renovación Social (PRS), el mayor opositor, para formar una nueva mayoría.

«Solo una solución de gobierno protagonizada por el segundo partido más grande (PRS) muestra garantía de estabilidad gobernativa hasta el final de esta legislatura», refiere el decreto presidencial.

Tras divulgarse tal disposición, el Paigc amenazó con no reconocer la nueva administración.

El 12 de agosto de 2015 comenzó la crisis en Guinea Bissau cuando Vaz dimitió como primer ministro a Domingos Simoes Pereira (presidente del Paigc), al argumentar incompatibilidades personales y falta de confianza.

Más tarde nombró a Djá en el cargo, pero el Supremo consideró inconstitucional el decreto y Correia, de 81 años, fue designado primer ministro tras semanas de inestabilidad.