Ministros africanos aprueban política de comercio transfronterizo

0
192
Los ministros de Comercio de la Autoridad Intergubernamental para el Desarrollo (IGAD en inglés) aprobaron hoy la Política de Comercio Transfronterizo Informal y Gobernabilidad de Seguridad Transfronteriza, que se espera promueva negocios en la región.
Autoridades de Kenya, Uganda, Sudán del Sur, Djibouti, Somalia, Sudán y Etiopía rubricaron el documento en el complejo Serena Beach, en la ciudad keniana de Mombasa (sureste).

Se espera que con este convenio las comunidades fronterizas en los países del este de África tendrán una nueva oportunidad de vida siguiendo una política para regular su movimiento y comercio.

La nueva propuesta fue elaborada por expertos de la secretaría de la IGAD, así como agencias de seguridad y aduanas de los Estados miembro.

El secretario del gabinete de Industria, Comercio y Cooperativas de Kenya, Adan Mohamed, señaló que la medida impulsaría a los comerciantes de pequeña escala en las zonas fronterizas, que incluyen principalmente a mujeres y jóvenes, para mejorar la seguridad alimentaria.

Mohamed añadió que como los conflictos fluyen a través de las fronteras, habría una campaña de concientización para asegurar que las comunidades adopten la nueva política de paz y seguridad sostenible.

Esta política apoya la realización del Área de Libre Comercio Africana (Afcfta) y asegura que los países del continente comercian más entre sí.

Por su parte, la ministra de Comercio de Uganda, Amelia Kyambadde, recordó que el comercio fronterizo constituye alrededor del 15 por ciento del comercio total y, por lo tanto, es necesario regularlo y minimizar los conflictos entre las comunidades.

Finalmente, el director de Agricultura de la IGAD, Mohamed Musa, manifestó que las comunidades fronterizas enfrentan desafíos comunes como el intercambio de recursos naturales, el movimiento de ganado y el comercio, que ha sido muy subestimado.

Musa agregó que en algunos países estas actividades son consideradas injustamente ilegales, cuando en muchas ocasiones representan el sustento de sus habitantes.

Debido a la dinámica comercial informal, las tierras fronterizas tienen el potencial de transformarse en centros de alta actividad económica, particularmente debido al desarrollo de infraestructura en curso y los descubrimientos de petróleo y otros recursos naturales, concluyó.