Ministro descarta peligro inminente de ataque terrorista en Sudáfrica

0
263

David MahloboEl ministro de Seguridad del Estado, David Mahlobo, afirmó que no hay peligro inmediato de ataque terrorista en Sudáfrica, en respuesta a informaciones que circularon aquí el fin de semana.

No obstante, Mahlobo aclaró que el gobierno sudafricano “tomó nota” de la alerta al respecto emitida por la embajada de Estados Unidos en Pretoria.

“Seguimos siendo un país democrático fuerte y estable y no hay peligro inmediato sobre lo que plantea la alerta”, puntualizó.

Según el aviso de la embajada del norteño país el sábado, información recibida revela que grupos extremistas estarían planificando ataques en Sudáfrica durante el mes del Ramadán.

La alerta es parte de la norma del gobierno de Estados Unidos respecto a la precaución en cuanto a sus residentes.

Mahlobo insitió en que hay dominio de la responsabilidad de las fuerzas de seguridad de Sudáfrica para garantizar que todas las personas dentro del territorio nacional estén y se sientan resguardadas.

Reiteró que seguirán trabajando en materia de extremismo violento y el terrorismo para evitar cualquier incidente y mantener la seguridad.

La declaración del ministro ocurrió al tiempo que se difundieron reportes de prensa relacionados con el reforzamiento de los controles en algunos centros comerciales de Ciudad del Cabo después de la mencionada advertencia.

El portavoz del Departamento de Relaciones Internacionales y Cooperación, Clayson Monyela, había planteado previamente en respuesta al aviso de la legación de Washington que estas alertas de ataque inminente resultaron ser una falsa alarma y solo causaron pánico.

Sin embargo, el experto en lucha contra el terrorismo del Instituto de Estudios de Seguridad, Anton du Plessis, opinó que el aviso requiere atención y preocupación. “Decir que no hay que preocuparse es ingenuo”.

No pocos analistas son del criterio que el mundo entero -por lo tanto incluyendo a Sudáfrica- corre riesgo de ataques terroristas si se tiene en cuenta que el Estado Islámico (EI) ha proclamado de forma pública sus intenciones de atacar intereses occidentales en cualquier parte del planeta.