Militares, políticos y líderes civiles pactan una ‘hoja de ruta’ para la transición en Burkina Faso

0
89

Rock Marc Kabore, Ablassé Ouédraogo, Me Benewende Sankara et Zephirin DiabreMilitares, políticos y representantes de la sociedad civil de Burkina Faso han acordado este jueves una ‘hoja de ruta’ para formar un Gobierno y un Parlamento con carácter interino que se encarguen de conducir la transición hasta la celebración de elecciones en el plazo de un año.

“En todos los puntos, incluso en aquellos sobre los que había diferencias de opinión, entre los burkineses hemos conseguido alcanzar el consenso y tenemos una carta que será promulgada rápidamente”, ha anunciado el líder opositor Zephirin Diabre.

“Hoy era el día del compromiso”, ha dicho Herve Kam, miembro de Balai Citoyen, destacando que “militares y civiles han acordado una transición civil”. “Las instituciones interinas estarán lideradas por civiles”, ha valorado.

El nuevo presidente, que no podrá concurrir a las elecciones de 2015, será elegido por un órgano colegiado compuesto por ocho líderes religiosos, cinco miembros del Ejército, otros cinco de la oposición y otros tantos de la sociedad civil.

El jefes de Estado, una vez designado, tendrá la autoridad de elegir por sí mismo a los 25 miembros del futuro Gobierno. Los militares se comprometieron a que estaría formado por todas “las fuerzas activas” de Burkina Faso.

El acuerdo contempla también la creación de un Consejo Transicional que servirá de Parlamento interino y que estará integrado por 90 miembros: 30 de la oposición, 25 del Ejército y la sociedad civil y 10 para otras fuerzas políticas, como la coalición del depuesto Blaisé Compaoré, que no ha participado en estas negociaciones.

Ninguna de las instituciones y autoridades emanadas de este pacto nacional podrán prolongar su mandato más allá de las elecciones del próximo año, con las que se pretende devolver a Burkina Faso a la normalidad democrática.

GOLPE DE ESTADO

Compaoré huyó a Costa de Marfil el pasado 31 de octubre, después de varios días de violentas protestas en la capital, Uagadugú, por la intención de su Gobierno de reformar la Constitución para alargar su mandato de 27 años.

En un principio, Compaoré anunció la retirada del proyecto de reforma constitucional, así como la disolución del Gobierno y el Parlamento, con la intención de liderar un Ejecutivo de transición hasta la celebración de elecciones.

Pero el Ejército, con el teniente coronel Isaac Zida al mando, expulsó a Compaoré de la Presidencia y anunció una transición de un año en la que prometió que estarían representados todos los burkineses.