Militar ruandés detenido en Londres rechaza extradición a España

0
494

Emmanuel Karenzi KarakeEl jefe de los servicio de inteligencia de Ruanda, Emmanuel Karenzi Karake, rechazó hoy ante un tribunal británico ser extraditado a Madrid, donde lo acusan de genocidio y de ser responsable del asesinato de varios españoles.

El militar de 54 años compareció hoy ante magistrados en esta capital y aseguró no consentir la extradición, solicitada por el juez de la Audiencia Nacional de España Fernando Andreu.

Las autoridades británicas detuvieron a Karenzi Karake el sábado en el aeropuerto de Heathrow, en virtud de una orden de detención europea circulada por las autoridades de Madrid.

En 2008 Andreu acusó al militar y a otros 39 altos oficiales ruandeses de genocidio, crímenes contra la humanidad y terrorismo, cometidos en la década de 1990.

Los cargos lo sitúan como presunto responsable del asesinato de nueve españoles, tres médicos y seis religiosos, que trabajaban en campos de refugiados.

De acuerdo con los reportes, la defensa del imputado, asesorada por la abogada británica Cherie Blair -esposa del ex primer ministro Tony Blair-, consiguió la libertad bajo fianza por un valor de un millón 400 mil euros.

Otras condiciones fijadas son la restricción de movimiento y la entrega de pasaporte, mientras se espera la próxima audiencia sobre la extradición, prevista para octubre.

Karenzi Karake pertenecía al Ejército Patriótico Ruandés, brazo armado del Frente Patriótico Ruandés, que llegó al poder en julio de 1994 y puso fin a las matanzas conocidas como genocidio de Ruanda, ocurridas de abril a julio y que provocaron cerca de un millón de muertes, aunque la cifra exacta no se conoce.

Pero los miembros del EPR también están acusados de cometer otros asesinatos masivos en los años posteriores, en los que murieron los españoles.