Milicias islamistas toman posiciones en la capital libia

0
380

libia-combates1El escenario quedó listo hoy para una colisión tras el despliegue del denominado Escudo Central de Libia (ECL), llamado por el Congreso General Nacional (CGN) a neutralizar la ofensiva del exgeneral Khalifa Haftar.

Las fuerzas del ECL están encabezadas por la poderosa milicia de Misrata, uno de cuyos portavoces exhortó la víspera a las fuerzas del autodenominado Ejército Nacional Libio (ENL) a desertar y calificó de perdedor a Haftar, a quien se le suponen lazos con Estados Unidos.

La magnitud del conflicto adquirió ribetes extranacionales hoy después que el Ministerio del Interior tunecino anunció el arresto de «ocho islamistas llegados de Libia para asesinar a oficiales de las fuerzas de seguridad y atacar instituciones del Estado».

La víspera, el líder del partido islamista tunecino an Nahda, Rachid Ganuchi, emitió un comunicado en el cual condena lo que calificó de intento de golpe de Estado» de Haftar, que el viernes pasado atacó las bases de dos milicias islamistas en la ciudad oriental de Bengasi.

A principios de esta semana el gobierno egipcio emitió un comunicado en el cual exhortó a las fuerzas libias en pugna «a ejercer la contenciónâ» y condenó los intentos de arrastrar al conflicto a ese país vecino.

Ambos hechos, sumados a la preeminencia del Partido del Trabajo y la Construcción, la rama libia de la Hermandad Musulmana (HM, islamistas), en el CGN, llevan a pensar que la cofradía trata de ganar el terreno perdido en ambos países.

En julio pasado el Ejército egipcio defenestró al presidente Mohamed Morsi, de la HM y este año el islamista an Nahda tuvo que ceder el Gobierno debido a una ola de disturbios en su contra tras el asesinato en 2013 de dos prominentes políticos laicos, Chukri Belaid y Mohamed Brahmi.

En la capital egipcia, la Liga Árabe inició una reunión ordinaria con los delegados de los países miembros para examinar la crisis libia, según un comunicado remitido a las oficinas de Prensa Latina.