Migreurop reclama a la UE medidas reales de inmigración legal que pongan coto al drama en la frontera Sur

0
383

migreuropLampedusaLas ONG que integran la red Migreurop reclaman a España y a la Unión Europea la adopción de políticas reales de inmigración legal que pongan coto al drama en la frontera sur, donde miles de personas se juegan la vida y mueren cada año para alcanzar suelo europeo ante la inexistencia de cauces regulares tanto para viajar como para pedir protección internacional a los Estados miembros.

Así lo han explicado en rueda de prensa los portavoces de Andalucía Acoge, Mikel Araguás; CEAR, Nuria Díaz; SOS Racismo, Peio Aierbe; y Elín, Paula Domingo; todos miembros de Migreurop, en la presentación de un manifiesto que denuncia la ineficacia de 20 años de políticas de seguridad y reclama voluntad para adoptar medidas concretas que den otra orientación a la política europea de inmigración y asilo.

Conforme ha denunciado Araguás, el discurso público incide en la importancia de flujos regulares y ordenados, pero en la práctica, «se ha creado un sistema que prima la irregularidad» porque en los países africanos «no se conceden visados» para viajar a Europa, obligando así a los migrantes a buscar vías no seguras. Una vez en España, además, «la única forma de regularizarse es pasar un tiempo en situación irregular», es decir, «se está premiando la irregularidad», según afirma.

En esta línea, Paula Domingo incide en que las embajadas españolas en el África Subsahariana «piden de todo y no piden nada» a quienes solicitan un visado, pues «aunque rellenen y rellenen formularios, no consiguen nada». «Hay gente que ha gastado más de 20.000 euros en llegar a Ceuta», ha destacado, para incidir en que «si en las embajadas hubiera una vía regular» muchas personas no tendrían que saltar la valla ni jugársela en patera.

Domingo destaca que «la inmigración está cambiando» y a las ciudades autónomas están llegando profesionales, «técnicos informáticos, maestros, enfermeras», personas con estudios «que por su situación económica podrían haber pagado un visado pero que dicen que es imposible porque la Embajada no los concede», así que han tenido que arriesgarlo todo.

PROTECCIÓN PARA REFUGIADOS

Junto a una política racional de visados, Migreurop reclama vías seguras para el acceso de refugiados a suelo europeo y, en el caso particular de España, una «protección adecuada» para ellos, porque, como ha recordado la representante de CEAR, las «personas que proceden de países en conflicto como Siria o Malí no pueden acceder a la Península» tras pedir asilo en Ceuta o Melilla, donde quedan atrapados a veces, durante años, esperando resolución.

«De todos los sirios en Ceuta (140) sólo 30 han pedido asilo. Prefieren salir para una expulsión que permanecer dos años en un centro que no está adaptado para los niños y donde los hijos son separados de sus padres», ha añadido Domingo.

Para dar solución inmediata a las personas que están ya en Marruecos en situación irregular, las organizaciones piden además a la UE que apoye el proceso de regularización iniciado en el reino alauí y presione para que quienes malviven en las inmediaciones de Ceuta y Melilla puedan acogerse. Asimismo, exigen que se interprete de forma flexible la normativa sobre reagrupación familiar para que estos migrantes, muchos de los cuales tienen parientes en Europa, puedan entrar legalmente.

Todas estas propuestas serán elevadas a los partidos políticos nacionales y a eurodiputados de otros países con el fin de que las sometan a consideración en la Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno que se celebrará en junio enBruselas y abordará la política común de migraciones y asilo. Migreurop reclama que una mesa de diálogo en este marco en la que participe la sociedad civil para analizar la política de los últimos 20 años y elaborar directrices diferentes, conforme ha explicado Aierbe.

20 AÑOS DE FRACASO

«Llevamos 20 años invirtiendo en control de fronteras y 20 años con las mismas cifras de entradas a la Unión Europea. No creemos que seguir invirtiendo vaya a dar resultados distintos. Es un fracaso evidente de las políticas de control, hay que tomar otras medidas y es tiempo de hacerlo», ha añadido Araguás en este sentido.

Migreurop incide en que mientras se invertía «a golpe de crisis» en elevar las vallas de Ceuta y Melilla o reforzar los medios de FRONTEX, lo único que ha conseguido la Unión Europea es «retrasar las entradas». «Es imposible que toda la frontera de la UE esté impermeabilizada. Se dificulta el trayecto, pero los que no mueren por el camino acaban llegando», ha apuntado Aierbe.

A juicio de las organizaciones, estas «inversiones desproporcionadas en medidas disuasorias» de la inmigración se fundamentan en unas cifras «magnificadas y utilizadas por parte de instituciones y gobiernos para generar una imagen amenazante» que, según afirman, no se corresponde con la realidad. «Dos mil y pico personas entradas por Ceuta y Melilla en el año pasado es una cifra irrisoria», ha apostillado el representante de SOS Racismo.