Un médico intenta legalizar la mutilación genital femenina en Kenia

0
645

Un médico keniano pretende legalizar la mutilación genital femenina argumentando que si las mujeres pueden optar por comportamientos nocivos, como beber o fumar, entonces también deberían poder decidir si se someten o no a este tipo de intervención.

«Una mujer puede decidir beber, fumar o unirse al Ejército. Pueden hacer todo tipo de cosas que pueden hacerles daño y aún así se les permite decidir», ha dicho Tatu Kamau en una entrevista en la televisión keniana KTN.

«Creo que incluso sobre la circuncisión femenina pueden decidir», ha defendido, apostillando que, «una vez que han tomado tal decisión, deben tener acceso a los mejores cuidados médicos».

Con este fin, Kamau ha presentado esta semana una petición en el Tribunal Superior de Machakos, en el este de Kenia, para revertir la prohibición legal de la mutilación genital femenina. Además, ha denunciado que las mujeres son perseguidas y detenidas por esta práctica.

Kenia lo prohibió en 2011 pero muchas comunidades siguen creyendo que es necesario porque aumenta las probabilidades de contraer matrimonio. Una de cada cinco mujeres y niñas de entre 15 y 49 años de edad se han sometido a la mutilación genital en el país.

En todo el mundo, son 200 millones de niñas y mujeres. Es un antiguo ritual que se practica todavía en al menos 27 países africanos y en partes de Asia y Oriente Próximo. Lo suelen llevar a cabo curanderos tradicionales con instrumentos toscos, lo que aumenta el riesgo de infección y de que las pacientes se desangren.

La petición de Kamau ha provocado una ola de críticas entre las organizaciones que se dedican a la defensa de los Derechos Humanos, para quienes volver a legalizar la mutilación genital sería un paso atrás. «Creo que es una de las peores ideas», ha dicho Njoki Njehu, de las Hermanas del Centro de Recursos Globales de Mumbi.

Njehu ha subrayado que «no tiene ningún beneficio y provoca un gran daño». «También sabemos que la mayoría de quienes se someten a la mutilación genital femenina son niñas, no mujeres adultas», ha enfatizado.