Mediadores para Sudán del Sur fijan posturas ante conflicto

0
736
Los países mediadores y el enviado especial de la ONU para Sudán del Sur manifiestan hoy opiniones mixtas sobre el conflicto interno en ese país, acorde con fuentes de prensa locales.

La lucha por el poder entre el presidente sursudanés, Salva Kiir; y su exvicepresidente, Riek Machar, ha hundido al más joven estado independiente del mundo en una espiral de violencia armada que ha provocado el desplazamiento forzado de cientos de miles de personas.

En esta etapa ‘el retorno al país de Machar no es necesariamente positivo (…) Esa es la decisión de los gobiernos regionales y de Sudáfrica’, afirmó el enviado especial de la ONU, David Shearer, en declaraciones retomadas por medios informativos aquí.

Sin embargo, hemos aclarado a todas las partes, incluido el presidente Kiir, que la comunidad que representa Machar debe ser tomada en cuenta si queremos que prospere un acuerdo de paz o de otro tipo, aclaró el diplomático.

Kiir es de etnia dinka y su rival, retenido en la actualidad en Sudáfrica, pertenece a la nuer, las mayoritarias en Sudán del Sur, una de las razones que motivó al primero a destituir al segundo en agosto pasado, detonador del conflicto civil.

Otros grupos étnicos se han sumado a la confrontación, lo que ha complicado de manera sustancial la búsqueda de una solución.

Más temprano hoy testigos dijeron que una ofensiva gubernamental sobre la ciudad de Kodok y la consiguiente erupción de combates, provocó el desplazamiento de miles de personas.

La población fue advertida de que las tropas leales al presidente Salva Kiir atacarían la localidad el martes para desalojar a las fuerzas fieles al líder rebelde Johnson Olony, integradas por miembros de la etnia shilluk, minoritaria respecto a los dinka y los nuer.

Además de la conflagración bélica, en la que ambos rivales se acusan de atrocidades contra civiles, los sursudaneses padecen la peor sequía en décadas, causante a su vez del estallido de una epidemia de cólera y la amenaza de una hambruna que puede costar la vida a millones de personas.