Matan a dos cascos azules en norte de Mali

0
304

casco-azulesUn ataque suicida con un camión bomba contra un campamento de Naciones Unidas en Ber, norte de Mali, mató a dos cascos azules e hirió a siete, difundió hoy un balance.

Las víctimas proceden de Burkina Faso y se informó que dos de ellas con graves lesiones fueron trasladadas a la capital senegalesa, Dakar, para ser asistidos.

El jefe de la misión de la ONU en Mali, David Gressly, admitió que el contingente está pagando un precio demasiado alto en este país, «dado que los cascos azules están ahí precisamente para garantizar la vuelta a la paz y la estabilidad».

Dos efectivos procedentes de Bangla Desh resultaron heridos al su vehículo activar una mina terrestre y un día después un soldado de Chad sufrió lesiones por una causa similar.

Ninguna organización asumió las acciones, pero medios de prensa lo relacionaron con los extremistas de Al Qaeda en el Magreb Islámico.

«Esos ataques no disuadirán a la ONU de sus esfuerzos para apoyar al pueblo de Mali en su búsqueda de la paz en su país», expresó en un mensaje de condena el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

Sobre el ataque suicida se explicó que los soldados de ONU levantaron su campamento en julio, tras los rebeldes controlar la ciudad de Ber, pero al parecer no colocaron puestos de control, lo que facilitó al atacante «conducir su vehículo hasta el lugar, entre las tiendas de campaña, antes de volarse por los aires».

El norte maliense continúa inmerso en un ámbito de violencia desde el 2012, situación que agravó el golpe de Estado de ese mismo año, las operaciones de la guerrilla de la comunidad tuareg, la presencia de grupos extremistas de confesión islámica y la operación militar franco-africana Serval en 2013.