Más de 200 ONG piden la liberación de dos activistas congoleños

0
542

Fred Bauma e Yves MakwambalaHasta 234 ONG internacionales y congoleñas han pedido la liberación de los activistas prodemocráticos Fred Bauma e Yves Makwambala, detenidos en marzo en la capital de República Democrática del Congo, Kinshasa.

En la operación policial fueron arrestados una treintena de activistas, músicos y periodistas por, presuntamente, preparar una insurrección armada. Fueron detenidos el 15 de marzo durante una rueda de prensa organizada por activistas congoleños y de otros países del África occidental para fomentar la participación de los jóvenes en la política.

Desde entonces todos han sido liberados menos Bauma, activista de Lucha por el Cambio, una organización con sede en Goma, y Makwambala, webmaster que trabajaba para la organización Filimbi, con sede en Kinshasa. El primer mes lo pasaron bajo custodia de la Agencia Nacional de Inteligencia de la RDC y después fueron trasladados a prisión acusados de conspirar contra el presidente Joseph Kabila.

«Las autoridades congoleñas mantienen presos a Fred Bauma e Yves Makwambala desde hace meses sin ningún motivo creíble. Los dos deberían ser puestos en libertad de inmediato y sin condiciones», ha denunciado el presidente para la RDC de la Asociación Africana por la Defensa de los Derechos Humanos (ASADHO), Jean-Claude Katende. El manifiesto ha sido suscrito por 220 organizaciones congoleñas y 14 internacionales, incluidas Amnistía Internacional y Human Rights Watch.

La semana pasada una comisión de investigación parlamentaria sobre el asunto informó a los diputados de que no había pruebas para respaldar las acusaciones del Gobierno. La Asamblea Nacional votó entonces recomendar la liberación de los activistas.

Organizaciones de Derechos Humanos argumentan que estas detenciones se enmarcan en una campaña de represión contra la disidencia con vistas a las elecciones presidenciales previstas para 2016. Kabila, en el poder de 2001, no puede presentarse de nuevo a la reelección debido a las limitaciones constitucionales.