Más críticas contra Trump tras nuevo comentario sobre Charlottesville

0
654
Los comentarios del presidente Donald Trump sobre los hechos de Charlottesville, Virginia, provocan hoy nuevas críticas en diversos sectores estadounidenses, luego de que el mandatario responsabilizara a »ambos lados» por la violencia del sábado.

Después de que ese día una movilización de supremacistas blancos chocara con grupos antirracistas en esa localidad, el jefe de Estado rechazó la violencia provocada por ‘muchas partes’, pero no mencionó explícitamente a los movimientos de ultraderecha presentes en el lugar.

Tras recibir condenas de diversas figuras ante sus moderados comentarios, el gobernante republicano expresó el lunes en la Casa Blanca que el racismo ‘es malo y quienes causan la violencia en su nombre son criminales y matones, incluyendo el Ku Klux Klan, los neonazis, los supremacistas blancos’.

Sin embargo, ayer volvió a desatar controversia a afirmar en una conferencia de prensa que hubo ‘culpa de ambas partes’ en los eventos mortales del fin de semana en Charlottesville.

Ante las preguntas de los periodistas acerca de por qué no condenó inmediatamente a los manifestantes racistas por su nombre, Trump aseguró que su primera respuesta a los hechos fue ‘excelente’, y que los participantes en la contraprotesta eran tan responsables como los de ultraderecha.

Fue un día horrible. Tienes un grupo en un lado que era malo y tienes a un grupo del otro lado que también era muy violento. Nadie quiere decirlo, pero yo lo voy a decir ahora mismo, expresó desde la Torre Trump de Nueva York.

Según el mandatario, no todas las personas opuestas a la retirada de una estatua del general confederado Robert E. Lee eran neonazis o supremacistas, y afirmó que la ‘izquierda’ también atacó violentamente.

Los demócratas reaccionaron con furia a esas declaraciones, las cuales vieron como una señal de que el jefe de la Casa Blanca no fue sincero cuando condenó el racismo el lunes.

‘Como judío, como estadounidense, como humano, las palabras no pueden expresar mi disgusto y decepción. Este no es mi presidente’, escribió en Twitter el senador por Hawái Brian Schatz.

No hay ‘muchas partes’ en un hecho terrorista. Los nacionalistas blancos alimentaron este ataque y deben ser responsabilizados, manifestó Bob Casey, senador demócrata por Pensilvania.

Los republicanos también tuvieron rechazo para el jefe de Estado, entre ellos el presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, quien indicó que la supremacía blanca es repulsiva. ‘Este fanatismo es contrario a todo lo que representa este país. No puede haber ambigüedad moral’.

El congresista del partido rojo Will Hurd, de Texas, sostuvo que no estaba orgulloso de cómo Trump se había manejado en la conferencia de prensa. ‘Dísculpese. El racismo, el fanatismo y el antisemitismo de cualquier forma es inaceptable’, señaló en diálogo con CNN.

Por el contrario, David Duke, exlíder del Ku Klux Klan, agradeció al mandatario por, según él, haber dicho la verdad sobre #Charlottesville y ‘condenar a los terroristas de izquierda’.