Más allá de la ficción: Etiopía apuesta por la tecnología genética

0
307
Por Richard Ruíz Julién
Etiopía avanza en proyectos para implementar la tecnología genética en el tratamiento de múltiples enfermedades con el lanzamiento hoy de MiGene Family, una aplicación móvil basada en Android.

La iniciativa busca introducir servicios en este campo en países de bajos y medianos ingresos y será utilizada por los proveedores de atención médica para recopilar y almacenar historias de pacientes y familiares.

A su vez, genera información de asesoramiento personalizado que se puede entregar a los enfermos, mientras los datos adquiridos también se pueden usar para análisis epidemiológicos.

MiGene Family ya fue probada en el capitalino hospital St. Paul’s, de referencia nacional, y aunque para los expertos lo logrado utilizada está muy lejos de aquello que se requiere para llevar a cabo la secuenciación del genoma o la edición de genes en Etiopía, es uno de los muchos pasos preliminares necesarios para trasladar proyectos de la ficción a la realidad y llamar la atención sobre la necesidad de servicios al respecto.

La primera versión de la aplicación se centra en defectos de nacimiento pediátricos y enfermedades genéticas, explicó a Prensa Latina el especialista biomédico, Solomon Mebratu.

Estos incluyen malformaciones del corazón, síndrome de Down y defectos del tubo neural, agregó.

MiGene fue cargado en tabletas de médicos y enfermeras. Luego se utilizó para recopilar datos en los departamentos de pediatría y obstetricia y ginecología pero con un enfoque reforzado en la sala de atención a niños.

El personal nos dijo que encontraron la variante fácil de usar, aseguró Mebratu.

Y así, pudimos detectar que aproximadamente el 12 por ciento de todos los pacientes admitidos se vieron afectados por un defecto al nacer o alguna afección genética; las malformaciones cardíacas y el síndrome de Down fueron las más comunes señaló.

Tener estos datos ayudará a informar las decisiones futuras tomadas por el Ministerio de Salud, consideró el doctor en genética médica, Nathan Mehari.

Se podrá evaluar el éxito de intervenciones tales como los esfuerzos de suplementación con ácido fólico, que se introdujeron como una estrategia para disminuir la incidencia de defectos congénitos del cerebro, la columna vertebral o la médula espinal, puntualizó a esta agencia.

Si bien nuestro estudio fue intencionalmente pequeño en su alcance, si el uso de MiGene Family History se expande a otras regiones dentro de la nación, proporcionará datos de población más representativos, indicó, por su parte, Mebratu.

Uno de los hallazgos más interesantes fue que la incidencia de defectos de nacimiento y enfermedades genéticas en St. Paul’s era casi idéntica a la de infantes previamente estudiados en países de altos ingresos, añadió.

En opinión de los estudiosos, esto confirma algo que los científicos saben desde hace mucho tiempo: la enfermedad genética afecta a todos y no discrimina.

Es por eso que es tan crucial que los beneficios de la tecnología en esta área no se limiten solo a aquellos individuos con la suerte de haber llegado al mundo en un territorio rico, concluyeron.

Después del éxito del estudio piloto aquí, MiGene Family History App se ha ampliado para incluir los padecimientos no transmisibles de adultos como el cáncer, la hipertensión, la diabetes y las enfermedades cardiovasculares.

Ahora también se usa en el Hospital Universitario Korle Bu de Accra, Ghana.