Marzuki: «Preocupado» por Libia y «avergonzado» de los actos cometidos en nombre de Alá

0
481

Mohamed Moncef MarzukiEl presidente de Túnez, Mohamed Moncef Marzuki, ha expresado este jueves su «preocupación» por la «volátil situación» en la vecina Libia y dice sentirse «consternado» por la violencia contra los cristianos en la región, lo que –según añade– le lleva a estar «avergonzado» de los actos cometidos en nombre de Alá.

«Nada justifica la violencia, que se ha llevado a niveles terribles», ha dicho el presidente tunecino durante su intervención en la Asamblea General de la ONU, donde ha condenado la ejecución de ciudadanos británicos y franceses por parte de combatientes yihadistas.

Marzuki afirma que «el mundo es testigo hoy de lo que ha sido la suma de cinco décadas de políticas despóticas que habían negado los derechos y libertades». En este sentido, celebra que Túnez haya logrado «eliminar un régimen dictatorial y comenzar a reconstruir un Estado democrático a través de un proceso de diálogo nacional».

El mandatario insiste que Túnez ha sido «un campo de pruebas para demostrar cómo compartir la autoridad entre moderados seculares e islamistas». Así, ha añadido que el mundo necesita regímenes que gobiernen en armonía con su gente, que liberen a todos los presos políticos y que mantengan una economía que favorezca los intereses de la mayoría.

Respecto a este último punto, Marzuki ha denunciado la actuación de las grandes potencias, que «apoyaron durante décadas a Gobiernos despóticos» en Túnez «bajo el pretexto de apoyar la estabilidad».

En cuanto a la situación en otros países, ha pedido el levantamiento del bloqueo sobre Gaza y, en este marco, ha reclamado una ampliación del número de miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, de forma que «refleje mejor el mundo como es hoy, no como fue en la conclusión de la Segunda Guerra Mundial».