Marruecos asegura tener pruebas del vínculo entre Irán y el Frente Polisario

0
291

La ruptura de relaciones diplomáticas entre Marruecos e Irán se basa en «pruebas convincentes» de los vínculos entre Teherán y el Frente Popular de Liberación del Sáhara Occidental (Polisario), declaró Mustapha El Khalfi, ministro encargado de Relaciones con el Parlamento y Sociedad Civil y portavoz del Gobierno marroquí.

El 1 de mayo pasado el canciller de Marruecos, Nasser Bourita, informó que Rabat rompía las relaciones diplomáticas con Teherán debido a la ayuda militar ofrecida por el movimiento libanés Hizbulá al Frente Polisario, que lucha por la independencia del Sáhara Occidental de Marruecos.

Tanto Irán como el movimiento Hizbulá han negado estas acusaciones.

Khalfi señaló que existen pruebas de que un funcionario de la Embajada de Irán en Argelia propició los contactos entre las partes y ayudaba a los militares de Hizbulá a reunirse con representantes del Frente Polisario.

Según el ministro, en 2017 representantes del movimiento libanés arribaron a campamentos de la ciudad argelina de Tinduf, donde prepararon a combatientes del Frente Polisario para la guerra guerrillas, la lucha urbana y la conformación de tropas especiales.

Además, el movimiento entregó al Frente Polisario armas, incluyendo sistemas antiaéreos Strela-1 y Buk.

En 1975, España, presionada por Marruecos y Mauritania, firmó un acuerdo para el traspaso de la parte norte del Sáhara Occidental a la jurisdicción de Marruecos y de la parte sur, a la de Mauritania.

Un año después, el Frente Polisario proclamó la creación de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), que fue reconocida en diversas épocas por decenas de países, pero no por la ONU que tampoco reconoce su anexión por Marruecos y exige celebrar un referendo de autodeterminación.

También lo quiere el Frente Polisario, aunque Marruecos insiste en una autonomía.

El Consejo de Seguridad instituyó en 1991 la Misión de las Naciones Unidas para el Referendo del Sáhara Occidental, cuyo mandato se prorroga desde entonces y que está facultada para supervisar el acatamiento del alto del fuego en la región.