Marruecos amenaza con romper relaciones comerciales con la UE

0
137

El Gobierno marroquí ha amenazado a la Unión Europea con interrumpir las relaciones comerciales y las medidas de contención de la inmigración si el bloque no cumple con el acuerdo agrícola alcanzado entre ambos y persiste el debate sobre el Sáhara Occidental.

En un comunicado recogido por la agencia oficial MAP, el Ministerio de Agricultura marroquí ha recordado que el acuerdo agrícola “es efectivo en el territorio del Reino de Marruecos, pese a un episodio judicial”, en referencia a la sentencia del Tribunal Europeo de Justicia de diciembre que dictaminó que el pacto no es aplicable en el Sáhara Occidental.

La sentencia avaló la legalidad del acuerdo entre la UE y Marruecos, pero se apoyó para ello en la asunción de que no era de aplicación en el Sáhara Occidental, territorio que el fallo define como “separado y distinto”.

Según Rabat, la Comisión Europea y el Consejo Europeo tiene la responsabilidad de “neutralizar” los intentos de perturbar dicho acuerdo mediante posiciones y discursos “claros y coherentes” junto a decisiones que ambas instituciones han adoptado.

En su comunicado, el Ministerio de Agricultura marroquí ha subrayado que “cualquier traba a la aplicación de este acuerdo es un ataque directo a miles de empleos tanto de una parte como de otra en sectores extremadamente sensibles así como un verdadero riesgo de recuperación de los flujos migratorios que Marruecos, con un esfuerzo sostenido, ha conseguido gestionar y contener”.

“Los actos que buscan imponer obstáculos a la entrada de productos marroquíes en los mercados europeos deben ser sancionados y tratados con la mayor firmeza por parte de nuestro socio europeo”, ha reclamado el Gobierno marroquí.

En este sentido, ha advertido de que de lo contrario “se pone en peligro un edificio de cooperación construido durante numerosos años no dejando otra opción a Marruecos que desviarse hacia una aceleración de las asociaciones iniciadas en países y regiones diversas, principalente Rusia, China, India, Japón, los países del Golfo así como nuestros vecinos africanos”.

Así las cosas, Rabat ha dejado claro a la UE que “la ausencia de un compromiso franco” por parte del bloque obligará a Marruecos a tomar una decisión “decisiva” entre “preservar una asociación económica pacientemente mantenida o deshacerse sin vuelta atrás para centrarse en la construcción de nuevas relaciones y circuitos comerciales”.

Aunque Rabat no aclara el motivo de su enfado, una fuente diplomática europea citada por la agencia Reuters ha apuntado a unas declaraciones realizadas por el comisario de Energía y Clima, Miguel Arias Cañete, en las que éste se refirió al estatus diferenciado del Sáhara Occidental.

En una contestación por escrito a una pregunta formulada por tres eurodiputados ecologistas, el comisario sostuvo el pasado 31 de enero que el Sáhara Occidental tiene una “condición jurídica distinta y separada con arreglo al Derecho internacional“.