Madagascar: Nosy Be intenta olvidar tres linchamientos y muerte de niño

0
363

Nosy BeLos rastros de los motines de la víspera eran visibles el viernes en la turística isla de Nosy Be, en Madagascar, después del linchamiento de un francés, un franco-italiano y un malgache, acusados por la muchedumbre de haber asesinado a un niño.

Tres individuos sospechosos de haber matado a un niño de ocho años y de «tráfico de órganos» fueron linchados y sus cadáveres quemados por los encolerizados habitantes.

El ministerio francés de Relaciones Exteriores confirmó el viernes la muerte de un francés y de un franco-italiano.

«Yo les confirmo que dos de nuestros ciudadanos murieron. Estamos en contacto con las familias», declaró a la prensa el portavoz de la cancillería en París, Philippe Lalliot, precisando que uno de ellos era franco-italiano.

«Tenemos informaciones parciales. Uno de ellos estaba instalado en Nosy Be desde la primavera pasada. El otro desde una fecha más reciente», añadió el vocero.

La cancillería reiteró sus consignas de prudencia a los franceses que viven en Nosy Be, precisando que la escuela francesa quedaría cerrada hasta el lunes.

Los dos europeos fueron asesinados de mañana en la playa de Ambatoloaka, el principal balneario de Nosy Be.

Sébastien Judalet, un francés, entró en Madasgascar el 15 de septiembre con una visa de turismo de 60 días, de acuerdo con el jefe de distrito Malaza Ramanamahafy, que vio su pasaporte. El documento muestra que iba frecuentemente al país.

La segunda víctima, Roberto Gianfala, tenía la nacionalidad italiana. Su visa había expirado y se encontraba en Madgascar en situación irregular, agregó este funcionario, quien no pudo confirmar si la víctima tenía también la nacionalidad francesa, como había indicado la gendarmería la víspera.

En Roma, un portavoz de la cancillería confirmó que un italiano había sido asesinado por una muchedumbre en Nosy Be.

«Puedo confirmar la nacionalidad italiana de la víctima, pero no su identidad, porque el cuerpo fue quemado», declaró este vocero a la AFP, agregando que en el cadáver se habían encontrado documentos de identidad.

«No hay problema, simplemente evitamos salir durante algunas horas. Los hombres linchados son probablemente responsables de la muerte del niño, pero no creo que haya un tráfico de órganos, eso no tiene base», señaló un francés que vive en la isla desde hace cuatro años.

«El problema es que la desinformación se extiende por todas partes. No son más que rumores. Para hacer un tráfico de órganos hay que estar equipado, eso es médicamente imposible», opinó una compatriota suya, que vive allí desde hace 15 años.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here