Los vengadores amenazan con volar instalaciones de petróleo en Nigeria

0
495
El grupo Vengadores del Delta del Níger amenazó con hacer explotar instalaciones de petróleo y gas en el sur del país si el gobierno no estipula un presupuesto adecuado para la Universidad Federal de Recursos Petrolíferos.

Estamos dando un plazo de 14 días al gobierno de Nigeria para que haga una provisión presupuestaria adecuada para la Universidad, indica una declaración firmada por los generales Orubu Ekpe y Mike Agbalele, responsables de Operaciones y Defensa del grupo, respectivamente.

Afirmaron que la Nación Urhobo, que es la quinta nacionalidad étnica más grande de Nigeria con instalaciones ricas en petróleo y gas, ha sido marginada bajo la administración del presidente Muhammadu Buhari.

Según alegan, ‘Buhari se negó a otorgar a la nación de Urhobo un nombramiento ministerial y ningún puesto viable en las agencias relacionadas con el petróleo y el gas’.

La nota añade que una provisión presupuestaria para la implementación financiera de la Universidad fue deliberadamente dejada de lado en el Presupuesto de 2018 enviado a la Asamblea Nacional, en contra de lo firmado el 17 de octubre de 2017.

Nos hemos dado cuenta de que la trama para no tomar medidas presupuestarias para la Universidad es resultado de la agenda del norte para reubicarla en Kaduna, que es un Estado parasitario que no tiene un solo pozo de petróleo, agrega el mensaje.

Los Vengadores aseguran que para el futuro recinto se aprobaron sumas de 15 mil millones de nairas (unos 42 millones de dólares) sin haber graduado estudiantes, mientras que la de Urhobo está funcionando por 11 años y no tiene fondos suficientes.

Nosotros estaremos listos para regresar al país a cero producción de petróleo y gas y forzarlo a otra recesión si no se hacen las provisiones adecuadas dentro de este plazo de los 14 días de nuestro ultimátum, reseña la declaración.

Asimismo, los militantes instaron a todos los grupos militantes con intenciones genuinas para el desarrollo de la región del Delta del Níger a unir fuerzas con ellos.

Si atacamos, no escucharemos su llamado a la paz. Aconsejamos a todas las compañías de petróleo y gas que operan en las tierras altas que tomen nota porque esta operación será sangrienta, concluye la notificación.