Los seguidores de Mursi convocan manifestaciones para el día del juicio

0
598

EgiptoLos seguidores del islamista Mohamed Mursi han convocado varias protestas para el próximo 4 de noviembre, el día en que el expresidente deberá presentarse ante la Justicia para enfrentarse a las acusaciones de incitación al asesinato y provocación de derramamiento de sangre.

   El juicio podría empeorar la situación de inestabilidad en el país árabe, tanto a nivel de la crisis política como en las relaciones entre los Hermanos Musulmanes de Mursi y el Gobierno interino, respaldado por el Ejército.

«Creemos que los que han organizando el golpe de Estado quieren acabar con la voluntad del pueblo y de la revolución», ha asegurado la Alianza Nacional para Apoyar la Legitimidad, la plataforma creada por Hermanos Musulmanes en defensa del expresidente.

«La Alianza también hace un llamamiento a todo el pueblo libre de Egipto y del extranjero, para mantener la voluntad revolucionaria contraria al golpe de Estado, y para que todas las actividades se lleven a cabo, como siempre debe ser, de forma pacífica, la forma que define nuestros métodos y estrategias», ha añadido.

Tanto Mursi como otros miembros de Hermanos Musulmanes han sido acusados de «incitar al asesinato y a la tortura contra manifestantes». Estos cargos hacen referencia a la muerte de más de una decena de personas en los enfrentamientos en las inmediaciones del palacio presidencial el pasado mes de diciembre después de que Mursi publicara un decreto a través del que expandía sus poderes.

Miles de miembros de Hermanos Musulmanes han muerto y varios líderes han sido encarcelados desde la caída de Mursi, por lo que numerosos seguidores del expresidente islamista han acusado al Gobierno interino de recuperar las medidas autoritarias de Mubarak.

Fuentes de Seguridad han asegurado que se espera que el juicio contra Mursi se celebre en el instituto policial del Cairo, cerca de la prisión más importante de Egipto, Tora, donde estuvo encarcelado Mubarak hasta que fue trasladado a su hogar para cumplir arresto domiciliario el pasado mes de agosto.

INESTABILIDAD EN EGIPTO

El jefe del Ejército, Abdelfatá al Sisi, derrocó a Mursi el pasado mes de julio después de que se sucedieran varias protestas contra su Gobierno, y anunció una hoja de ruta política que aseguró que conduciría al país a la libertad y a la celebración de unas elecciones justas.

Sin embargo, los seguidores de Mursi, el primer presidente egipcio elegido de forma democrática, aseguran que este hecho ha sido un golpe de Estado que echa por tierra todos los éxitos conseguidos después de las revueltas populares que acabaron con el exdirigente autocrático Hosni Mubarak en 2011.

Mursi se encuentra encarcelado en una ubicación desconocida desde que fue depuesto el pasado 3 de julio. Desde entonces, Egipto ha sido escenario, casi a diario, de diferentes ataques en la península del Sinaí, donde este jueves ha muerto un agente de la Policía, según han informado fuentes de Seguridad.

Cada vez más, crece el temor de que la insurgencia islamista se afiance más allá del Sinaí, donde se ubica un grupo de milicianos que, el pasado mes de septiembre, se atribuyó la autoría del ataque suicida contra el ministerio de Interior.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here