Los rebeldes se ofrecen a negociar con Trípoli el desbloqueo de tres importantes puertos del este del país

0
390

Abb Rabbo al BarassiLos rebeldes que se han hecho con el control de tres importantes puertos del este de Libia han asegurado este sábado que están dispuestos a negociar con el Gobierno libio el fin de los bloqueos en estos enclaves.

    Los insurgentes, que pertenecen a grupos y milicias partidarias de la independencia de la región autónoma oriental de Cirenaica, han condicionado todo inicio de diálogo a que Trípoli abandone sus planes de lanzar una ofensiva militar.

El autoproclamado primer ministro de Cirenaica, Abb Rabbo al Barassi, ha declarado a Reuters vía telefónica que las autoridades libias deberían replegar las tropas que ha enviado a los tres puertos del noreste del país para deponer la resistencia rebelde.

Después de que un petrolero con bandera norcoreana atracara el pasado fin de semana en el puerto de Es Sider y llegara a su destino, aún sin esclarecer, Al Barassi ha sostenido que llegarán más buques a los puertos controlados por los rebeldes en los próximos días.

Desde la caída del régimen de Muamar Gadafi, las tensiones en Cirenaica se han exacerbado, lo que ha desencadenado un conflicto político abierto entre Trípoli y Benghazi, y ha agravado la inestabilidad política en Libia.

El Gobierno libio aún no ha conseguido controlar el amplio amalgama de milicias armadas con arsenales del antiguo régimen que atentan diariamente contra las fuerzas de seguridad y funcionarios, especialmente en la mitad oriental del país.

La importancia estratégica de Cirenaica radica en los ricos yacimientos de petróleo que alberga en la zona sur y que suponen el principal pulmón económico de Libia, en un momento en el que la producción ha caído más de dos tercios desde los levantamientos contra Gadafi.