Los funerales de Tshisekedi dominan la actualidad congoleña

0
392
Los funerales en Bélgica del líder opositor congoleño Etienne Tshisekedi dominan la actualidad política en la República Democrática del Congo, donde pasaron a segundo plano las negociaciones para una transición pacífica.

La prensa que circula este lunes 6 de febrero en Kinshasa se interesa principalmente en las exequias de Etienne Tshisekedi organizadas en Bruselas, dijo Radio Okapi.

Pero las dos visiones de país que se enfrentan en la mesa de negociaciones, en la que media la Conferencia Episcopal Nacional del Congo (Cenco), tienen también propuestas diferentes que condicionan la llegada de los restos del líder de la Unión para la Democracia y el Progreso Social (UDPS).

Mientras el portavoz del Ejecutivo Lambert Mende aseguró que no habrá gobierno hasta después de los funerales de Tshisekedi, como dicta la tradición, el Rassemblement (la opositora La Unión) quiere la designación de un Primer Ministro opositor tal como está recogido en el acuerdo del pasado 31 de enero.

Estos exigen que antes de la repatriación de los restos mortales, todos los esfuerzos de los obispos de la Cenco intensifiquen las discusiones directas para eliminar las últimas divergencias sobre el Acuerdo Especial para la aplicación del pacto de San Silvestre.

Debe ser nombrado un Primer Ministro de entre sus filas (oposición) lo más pronto posible para ejecutar la última voluntad de Tshisekedi, explicó la Rassemblement.

El fallecimiento de Tshisekedi, el pasado 1 de febrero, causó abatimiento entre la población congoleña, que vive desde diciembre una situación de zozobra ante la no convocatoria de elecciones para sustituir al presidente Joseph Kabila, que debió dejar el poder el pasado 19 de diciembre.

Mediante el acuerdo del 31 de diciembre, que tiene pendiente otro de implementación, las partes decidieron la permanencia de Kabila en el sillón presidencial, el nombramiento de un primer ministro opositor, la repartición de los ministerios entre todos los grupos y la celebración de elecciones generales en diciembre próximo.

Finalmente el primer ministro Samy Badibanga Ntita expresó sus condolencias a la familia, una demora que traía suspicacias entre partidarios del difunto y contrarios dada la cercanía anterior entre ambos.

Entretanto, la Cenco desmintió la existencia de un plan B con el obispo Marcel Utembi como presidente del país y bajo la tutela de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Sin embargo, el desmentido no alcanzó a la existencia del llamado plan ni a su publicación el próximo día 16.

En el comunicado, la Cenco negó la existencia de un documento transmitido a la misión de la ONU en Kinshasa, que circuló por las redes sociales.

‘Apoyando el diálogo y ofreciendo una misión de buenos oficios a los actores políticos y sociales congoleños, la Cenco mantiene su neutralidad y se limita a desempeñar el rol de mediación. Es inconcebible que al mismo tiempo haya planeado atribuirse la gestión de las instituciones públicas durante el período preelectoral y electoral’, precisó el texto firmado por el obispo André Masinganda, segundo secretario adjunto de la Cenco.